Rincón de los Miércoles 17/04/2013

Las elecciones presidenciales en los países donde la democracia está por encima de cualquier interés político, los aspirantes tienen el beneficio legal, léase bien, legal, competir con una garantía de absoluta igualdad de condiciones para que la escogencia que hagan los ciudadanos tenga la suficiente transparencia que le permita al ganador tener una buena sintonía con sus administrados. Esa circunstancia no se da en Venezuela, como se ha comprobado en la última década cuando el proceso electoral se rige por el vale todo para sacar una ventaja del uno sobre el otro en un ejercicio que parece marcar el ritmo de la mayoría de la sociedad civil. Decía Séneca hace 2000 años que la mediocridad de muchos gobiernos obedece a que la mediocridad siempre ha sido mayoría, y en consecuencia, el talento y la inteligencia se ven sometidas a vivir en espacios reducidos. Los comicios recientes no fueron precisamente igualitarios en Venezuela. Mientras Henrique Capriles dejaba la piel en la reducida campaña, Nicolás Maduro se movía con el apoyo de todos los recursos del Estado a plena disposición, entre ellos el de los medios de comunicación, aproximadamente unos 500 entre televisión, radio y prensa escrita. En la acera del frente, apenas Globovisión, con una señal restringida al cable, y unos diarios independientes defensores a ultranza, no de la oposición, sino del sistema democrático. Esos diarios también quedaron minimizados en sus funcionamientos, huérfanos de publicidad y de las divisas que necesitan para poder sobrevivir. El Estado les negó toda posibilidad de crecer y más bien apostaba a su desaparición para monopolizar la industria, cuyo único pecado era, como decía Bernard Shaw, pellizcarle el trasero al poder desde el noble ejercicio del periodismo. Por otra parte, las elecciones presidenciales estuvieron arbitradas por un Consejo Electoral muy poco confiable, con serias denuncias y antecedentes de imparcialidad y de vínculos muy estrechos con la actual administración. El CNE venezolano no es precisamente una muestra de lo que en realidad debe ser un árbitro en un proceso que se obliga a sí mismo a ser transparente.

KKKKKKKKKKKK

Si el CNE cumple con la solicitud de ir a un conteo de los votos bajo la supervisión de testigos internacionales y de los seguidores de Nicolás Maduro y Henrique Capriles, estaremos dando un paso importante para la democratización del sistema electoral venezolano, de no hacerlo quedará con otra deuda pendiente con el país democrático. Independientemente de los resultados y del ganador de la consulta, ya es hora de que la mitad de la población reconozca a la otra mitad en un gesto sincero de reconciliación y propósitos para superar la grave crisis que padece Venezuela en casi todos los sectores de la vida nacional. El unidos con lazos, como reclama una estrofa de nuestro himno nacional, es la única manera de avanzar con paso firme hacia el futuro. Separados, el país caerá en un precipicio profundo de donde será muy difícil salir. Al nuevo gobernante le espera una misión titánica, colosal, o morir en el intento, porque el país no soporta el actual estado de cosas en que se debate: una inflación que puede terminar en un 40 por ciento; una lucha de clases que solo conduce a la anarquía y a la violencia, desabastecimiento parcial o total de los productos de primera necesidad, aumento de la deuda externa e interna, colapso general de las industrias básicas, incluyendo a Pdvsa y al sistema  eléctrico nacional y un crecimiento del desempleo por la falta de inversión privada.

KKKKKKKKKKKK

MONSTER: Así se llama un modelo de auriculares bajo el auspicio de Emilio Stefan, con unas característica apropiadas para escuchar música latina donde se resalta, por ejemplo, la percusión tan propia, un tipo de sonido con bajos y tonos medios que identifican inmediatamente la clase de ritmo. Los auriculares también se llaman “Sound Machine” en referencia al grupo de Stefan y su mujer Gloria a finales de la década del 70, cuyo éxito fue histórico con el tema “Conga” que se escuchó hasta la saciedad en 1985… GOLF: Dramático final del torneo La Estación en el Barquisimeto Golf Club. Finalmente la victoria correspondió a Elías Suárez Román, quien logró superar un bache en el hoyo 18 que se convirtió en un verdadero vía crucis. Como podrán imaginar, hubo celebración continuada después de una electrizante jugada. ¡Enhorabuena!… CACEROLAS: Impresionante el cacerolazo del lunes. Casi  hora y media de una ruidosa protesta nacional acompañada de las cornetas de los vehículos. Es el cacerolazo más grande que hemos escuchado en la historia de este tipo de manifestaciones. Lo importante es que la hayan escuchado en Miraflores y en el CNE, porque la vaina era con ellos… FÚTBOL: Cristiano Ronaldo, la estrella del Real Madrid ha anotado 50 de los 125 goles de su equipo y su poder ofensivo es casi igual que la de Leonel Messi en el Barcelona… !AJA¡ “Solo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana” (AE)…¡FLASH¡ La hija del millonario ruso Dimitri Rybolovlev ha satisfecho un capricho y le han comprado nada menos que a Skorpios, la isla del armador griego Aristóteles Onassis, quien se casó una vez con la viuda del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Ekaterina, que así se llama la chica, pagó, o mejor dicho, su papi, pagó 100 millones de dólares  por la isla a la heredera de Onnasis, Athina, quien deseaba salir de la propiedad por considerar oneroso el mantenimiento. Skorpio es un islote en el mar Jónico, frente a la isla de Léucade.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios