#COLUMNA El Rincón de los Miércoles 04-04-18

LRM | Fotografía: Archivo |

Las precaria situación de este país se agrava cada día que pasa. No aparece a la distancia corta una solución para aliviarle la carga a millones de venezolanos que no encuentran cómo alimentarse o adquirir medicamentos cuando una urgencia toca las puertas de sus hogares.

Hay que salir a la calle para sentir la angustia popular expresada de miles de formas para llamar la atención de un gobierno con otras prioridades de cara a esos problemas necesitados del auxilio venga de donde venga. Los pueblos se han quedado solos a la espera de una mano salvadora, ausente desde hace mucho tiempo.

Campos desolados, tierras a la espera de semillas y agua milagrosa y atención crediticia suficiente del Estado, como en los viejos tiempos donde sobraban los recursos. El éxodo campesino a las grandes ciudades se multiplica asombrosamente. Hombres y mujeres deambulan por las calles y las avenidas mostrando las carencias de un país lleno de riquezas todavía. Es más fácil conseguir petróleo que agua. Con el crecimiento de la población fuereña también aumentan las penas de los más vulnerables. A la falta de recursos se agrega una delincuencia social indetenible.

Los aumentos de salarios son insuficientes. La hiperinflación lo devora todo. Los salarios no alcanzan para nada. Basta ir a los mercados populares para comprobar que compiten en precios con los grandes centros de consumo. Ya esos mercados no representan ninguna alternativa para la población, sea cuál fiera su condición social. El pollo le metió una goleada de órdago a la carne en los supermercados y las verduras ya son un lujo gastronómico o en el maridaje de los platos servidos en restaurantes, locales que cada día están más solos que la 1 como suele decirse. Ya los almuerzos dominicales con la tribu en casi un suicidio en primavera. Por lo menos hay que desembolsar más de 15 salarios mínimos, una verdadera tragedia familiar.

II

Esta pequeña reseña de la situación es apenas una muestra de la diáspora nacional. Uno no se explica lo de la supervivencia de la gran mayoría los venezolanos. Quienes interactúan con los periodistas desde otras latitudes nos aseguran que la tragedia sería más visible si dejan de enviar las pequeñas remesas para aligerar la carga a sus familiares en Venezuela.

“Es la única manera de colaborar con los gastos de alimentación, la necesidad más inmediata. La economía nacional es un verdadero desastre y no resiste ninguna comparación con otros países de la región, que también son víctimas del descalabro venezolano al servir de receptores del éxodo nacional. Gracias a la bondad y solidaridad de hermanos del continente se ha podido encontrar una salida a la desesperación de compatriotas que buscan mejorar su calidad de vida.

Cuando buscamos entre los viajeros algunas experiencias en el obligado exilio, la mayoría coincide en asegurar su regreso cuando cesen los motivos que indujeron la marcha forzada fuera de la patria. Como si fueran pocos los sufrimientos de los venezolanos. Agregamos en la semana mayor, la tragedia de Carabobo donde fallecieron más de 120 presos, cuyas identidades quedarán en el anonimato al no poder ser identificados.

En los medios televisivos no se habló más del asunto, un silencio extraño rodea la tragedia, mientras los voceros del oficialismo aseguran que en este país todo está normal y se avanza a paso de vencedores a un proceso electoral del cual todo el mundo tiene sospechas. Me preguntan por las redes sobre el rumor de un posible aplazamiento de las elecciones anunciadas para mayo y nos quedamos de una pieza. No hay manera de obtener una información oficial. Lo cierto es que todavía se mantiene las candidaturas para elegir Presidente, sin mucha emoción o entusiasmo de la población.

III

Gema Zarina es una chica barquisimetana que hace carrera de Top Model en los EEUU. Los mejores diseñadores han solicitado su hermosa figura para los desfiles más importantes de la temporada- Es una guara con guáramo, como dicen por su tierra chica, y eso se traduce en éxitos en su profesión. Aquí se las dejo en varias fotos. ¡Zarina!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios