Con voz propia – Ramonet: Revolución mediática

Alberto Jordán Hernández |

Gracias al cheque ideológico, los palangristas (en argot periodístico quienes cobran por divulgar notas interesadas) de cuello rojo, están programados para actuar en la hegemonía comunicacional del régimen castrense castro comunista.

Empecinado defensor del totalitario régimen es Ignacio Ramonet catalogado icono de la izquierda antiglobalización mundial (alcahuete de alta plusvalía ideológica le llaman en Aporrea, portal crítico del chavismo). Con desfachatez el director Le Monde Diplomatique omite el abuso y clausura de medios, sobre todo las cadenas de radio y televisión. Lucrativo interés le induce a plantear:

“Con la complicidad de la nueva Administración estadounidense, montó colosal operación de linchamiento mediático mundial contra Nicolás Maduro, movilizando a los principales medios dominantes de comunicación: desde CNN y Fox News hasta la BBC de Londres, más los medios principales de América Latina y del Caribe, y los más influyentes diarios globales, pilares de la hegemonía comunicacional conservadora, así como redes sociales”.

Reitera a la Oposición lo que su patrón llama “guerra mediática, con prensa, radio, tv y redes sociales convertidas en nuevos ejércitos de conquista mediante empleo de propaganda orientada a domesticar mentes y a seducir corazones”

En artículo de nueve páginas “Nicolás Maduro es inteligente” no escatima elogios; lo convierte en escritor y anuncia que con él prepara el libro ¿Qué es el Chavismo? Además expone que “Venezuela es víctima de la inflación inducida y del acaparamiento y desabastecimiento de alimentos y medicamentos”.

Analistas de Aporrea cuestionaron el artículo. “Con su pluma de “alto vuelo” este intelectual paradigma de la izquierda eurocéntrica reformista y cobarde desarrolla este pobre escrito, pobre en contenido de verdades pero muy rico en sofismas manipuladores”. Llega al punto clave de su manipulación: justificar y lanzar un velo de confusión sobre la decisión del TSJ de asumir las potestades de la AN, que no dudemos el fin verdadero no era enfrentar el desacato, eso era parte del juego entre ambas cúpulas, sino darle curso a las exigencias de transnacionales de flexibizar normas relativas a la inversión extranjera por parte de grandes enemigas del socialismo”, replica Pedro Kropotkin

Pedro Patiño lo califica de mal gusto. “Se hace el suizo, y trata de tapar con un dedo el fracaso total de este gobierno post chavista…desconoce lo sucedido en materia de salud, alimentaria, seguridad, educación, emigración de profesionales, fracasos de la política cambiaría, corrupción a todo nivel, toma de decisiones erradas, ineficiencia e ineficacia ministerial, etc. Lo mas risible del artículo en cuestión es que afirma que Venezuela está produciendo el 100% de lo que consume (Una mentira del tamaño de un rascacielo), y a la vez habla del éxito del gobierno contra el desabastecimiento.

Ramonet no deja de señalar la creación del sistema Carnet de la Patria, con el cual NM chantajea y humilla al pueblo al que obliga a usarlo para todo, hasta para las medicinas. Igual incorpora su talento ideológico a la revolución mediática, sostenida por la hegemonía, concepto que afianzó el teórico del marxismo Antonio Gramsci. Invoca a Lenin, quien usa el término, repetidas veces, frente a la Revolución rusa de 1905.

En estos desdichados veinte años de perverso desgobierno militar al cual estamos sometidos, tiempo es de sacudirnos esta revolución mediática.

Un gran reto que en primer lugar deben asumir los gremios empresariales de los medios audiovisuales, en especial. Cómplice es el silencio ante la política de la hegemonía comunicacional.

Al MARGEN. Maldado Cabello frustró aspiración de Timoteo Zambrano a presidir Asamblea Nacional. El 29 de diciembre se lo anunció a Maduro en el programa La Hora de la salsa. El 13 octubre 2016 defendió al diputado cuando se opuso a sacar Venezuela de Mercosur.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios