Parroquia Águedo Felipe Alvarado:En Los Quemados quieren jugar como los grandes de la pelota

Los Quemados es un caserío ubicado a pocos kilómetros de Bobare con una población cercana a las quinientas familias, en su mayoría dedicadas a la agricultura y a la cría de ganado caprino.

Pero también cuenta con una considerable cantidad de niños, adolescentes o jóvenes aficionados a los deportes, en especial el béisbol, que no disponen de las correspondientes instalaciones para practicarlo.

“Aquí lo único que tenemos es este pedazo de terreno que nosotros mismos compramos por 15 millones de bolívares hace unos años. Con nuestro esfuerzo y el interés de todos lo hemos acondicionado para que esos muchachos tengan donde entretenerse deportivamente”, expresa Domingo Rodríguez, vecino y amante del deporte rey en Venezuela.

Dijo que entre todos adquieren los implementos necesarios para practicar e igualmente limpian el terreno para que los muchachos enfrenten menos riesgos al correr las bases.

Informó que recientemente planteó al gobernador Falcón las necesidades de los deportistas de Los Quemados y le giró instrucciones a la Autoridad Única de la parroquia, Yoryi Túa, para que elaborara un informe, pero hasta ahora como que no ha hecho nada.

Necesitan una máquina para agrandar el terreno, así como tribunas, dogouts, back stop y en general, hacer de ese terreno un verdadero estadio donde los niños, adolescentes y jóvenes, y hasta los mayores, se sientan a gusto.

La carretera

Lisbeth Rojas, también vecina de Los Quemados, abogó por la carretera, que si bien no está del todo intransitable, necesita una capa de asfalto para que pase a estar en óptimas condiciones y puedan sacar sus cosechas, especialmente piñas, pimentones, melones y otros productos del campo.

En Los Quemados también necesitan les recuperen el acueducto, que funcionó hasta hace algunos años, hasta que a alguien se le ocurrió llevarse la bomba y más nunca la regresaron, dijo Yadira Álvarez, otra vecina.

“Ahora nos mandan agua en camiones, una vez a la semana, lo que es insuficiente”, agregó.

También se requiere ampliación de la escuela, donde cursan estudios 130 niños y la actual estructura resulta ya insuficiente.

Como se trata de un centro educativo de jornada completa, los siete salones de que dispone actualmente no son suficientes para que alumnos y docentes puedan asistir con normalidad a clases, sin hacinamiento.

Además, algunos de esos salonnes están muy deteriorados por lo que, urgentemente, deben ser sustituidos.

Los habitantes de Los Quemados también están a la espera de que desde Corpoelec instalen el alumbrado público en todo el poblado ya que en algunos sectores, en especial en la parte alta, la oscuridad es total en las polvorientas calles en la noches.

En general, en Los Quemados esperan mayor atención por parte de la alcaldía de Iribarren, gobernación y otros organismos oficiales a los que corresponden las obras que necesitan.

Fotos: Edickson Durán

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios