Calles del este también ameritan atención gubernamental

Aunque popularmente a la zona este de Barquisimeto se le conoce como “la zona de los ricos”, realmente los sectores de clase media que habitan en sectores como Nueva Segovia, El Pedregal y Barici también sienten el abandono gubernamental. Sobre todo en cuanto a las condiciones de la vialidad.
Un paseo dominguero puede resultar muy tranquilo ante la ausencia del pesado tráfico vehicular que en los días laborales de semana colma las calles. Sin embargo, también resulta la oportunidad perfecta para observar los daños en el pavimento que obstaculizan el tránsito.
La carrera 2 de Nueva Segovia es una de las calles más afectadas al estar poblada de huecos que poco a poco pueden erosionar la vía y convertirse en un verdadero dolor de cabeza en el futuro, si no son atendidos a tiempo.
En el resto de las urbanizaciones que crecen a lo largo de la cuesta que colinda con la avenida Ribereña, también puede observarse el deterioro en las aceras, tal vez producto de trabajos anteriores de pavimentación, pero que son dejados y se convierten en muestras de deterioro.
“Las calles no son un desastre, como puede pasar en otras partes de Barquisimeto, sobre todo las zonas más humildes, pero también en esta parte necesita más atención de la gente del Alcaldía. En el ‘este’ también los que vivimos somos gente”, dijo la señora Carlota Reyna, a quien se encontró ejercitándose cerca del Centro Comercial El Parral.
Asimismo, no se puede olvidar que la zona del este también tiene un valor comercial debido a los cientos de empresas y oficinas que se levantan y convierten a esta parte de la ciudad como una zona de generación de empleos que tanto necesitan los barquisimetanos.
A las calles que conducen hacia la iglesia de Nuestra Señora de la Fátima, ubicada en la urbanización Barici, donde cada domingo asisten cientos de feligreses a escuchar las misas del “padre Chulalo”, también las afecta la proliferación de “cráteres”.
A escasos metros de la construcción, a la entrada de la urbanización Villas Colina, parte de la calle se encuentra tan dañada, que el sitio ha sido demarcado con una cinta amarilla, tal como si se tratase de una escena del crimen.
A pesar de las creencias en torno a la situación de las urbanizaciones del este, en estas también se hace necesario que las autoridades responsable del mantenimiento de las áreas comunes consideren prestar una mayor atención.

{gallery}Galeria/2012/03/Calleste{/gallery}

Fotos: Billy Castro

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios