El teatro está de luto: Adiós a Germán Mendieta

 

El teatro llora la partida de uno de los grandes actores de las tablas venezolanas, Germán Mendieta, quien a sus 51 años nos dejó el pasado domingo 11 de marzo en Punto Fijo. El sepelio es hoy 13 de marzo, a las 10:00 am., en el Cementerio Santa Elena, de la ciudad de Punto Fijo, estado Falcón.

Su partida ha dejado un gran vacío en las tablas nacionales. Las artes escénicas todavía lloran el adiós del actor y líder de la Fundación Rajatabla, Francisco “Paco” Alfaro, y del dramaturgo Gilberto Pinto, quienes nos dejaron el año pasado, cuando llega la noticia de Germán Mendieta, un actor de muchos años que dedicó su vida al mundo artístico.

Verlo en las tablas era un privilegio, un actor genuino que sobrepasaba las expectativas de cualquier director, nunca se repetía, era otra persona al encarar cada personaje. La actuación era su oxígeno, su forma de vida, su vitamina y la mejor manera de convertirse en cualquier persona que el quisiera.

Así actuó en innumerables montajes de distintos géneros, algunos de ellos: Peer Gynt y Enemigo del pueblo de H. Ibsen; La Tempestad y Hamlet de W. Shakespeare”; El coronel no tiene quien le escriba, La Cándida Eréndira y Del amor y otros demonios de Gabriel García Márquez; Los Náufragos de Gerardo Blanco; Parece mentira de Mónica Montañéz; Bolívar y Sucre, el sueño del hombre de José Antonio Rial; Buñuel, Lorca y Dalí de Alfonso Plou, entre otros.

Dedicación

Nació el 31 de marzo de 1960 en Punto Fijo. Siempre decía que su vida artística había comenzado a los 11 años, pero como profesional se inició a partir de los año 80 con el Grupo Theja.

Fue fundador y actor estable del Grupo Theja bajo la dirección de José Simón Escalona, donde participó en 14 montajes de autores y directores de diversos géneros dramáticos

Entre 1991 y 2008 formó parte de elenco estable de la Fundación Rajatabla bajo la dirección de Carlos Giménez, pero luego de su muerte, bajo la dirección de Daniel López, Raúl Brambilla, Paolo Magelli, Ugo Ulive, Basilio Álvarez, Roberto Blanco, Gerardo Blanco y José Domínguez.

Su último montaje fue junto al también desaparecido Francisco “Paco” Alfaro, en la obra Trastos Viejos de Javier Vidal, ésta fue la última puesta en escena para ambos actores, donde le dijeron adiós a las tablas.

Mendieta también se desempeñó como profesor de la cátedra de actuación del Taller Nacional de Teatro (T.N.T) y como director realizó seis montajes.

El actor siempre sostuvo que ser artista le había permitido sentir la plenitud de la libertad; porque como actor tenía la posibilidad de asumir roles y actitudes que la vida cotidiana y la sociedad, con sus restricciones morales, religiosas y de cualquier otro tipo, jamás le hubiesen perdonado.

Foto: Mayelit Valera

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios