La enfermedad del Presidente

Considero que la supuesta enfermedad de Chávez es una farsa, teoría que ente otras cosas la baso en la bien conocida capacidad histriónica, y por otra parte, de manipulación del Presidente.

El plan habría sido adoptado dada la disminución de su popularidad y la necesidad de atraer seguidores con miras a las próximas elecciones. El éxito del plan les conferiría, al menos, las tres ventajas siguientes:

1. Basado en la mentalidad generalizada de nosotros los latinos quienes tenemos la tendencia de solidarizarnos con la persona que confronta problemas (manejando el consabido término del “pobrecito”), el presidente ganaría adeptos.

2. Su posterior reaparición como el grandioso hombre que derrotó la terrible inminencia de la muerte, sería algo que causaría euforia entre seguidores e indecisos.

3. La posibilidad de pasar largas temporadas en Cuba, donde podría recibir instrucciones y planear las estrategias a seguir, ante los consejos de un hombre que tiene más de medio siglo en el poder y que conoce perfectamente cómo manejar a las masas y lograr convencerlas, aun en las situaciones más difíciles. El realizar dilatadas visitas a Cuba, sin ese justificativo, podría traerle una extensa matriz de opinión en su contra e incluso riesgos a su estabilidad.

En caso de que el plan se descubriese, tendrían poco que perder. Conociendo la desfachatez de los actores, simplemente cambiarían de tema y pasarían la página. Es decir, estarían apostando a ganar mucho, pero arriesgando poco. Seguramente a nivel de la gente pensante y honesta del país habría fuertes críticas con alcance internacional, pero cuyo efecto se diluiría rápidamente como ha ocurrido en otras ocasiones.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios