Regreso presidencial

Lo más importante es el regreso de Chávez Frías, ojalá en satisfactorias condiciones de salud. Resulta impensable no sólo que el país sea gobernado por tanto tiempo allende las fronteras, sino que poco sepamos cuánto tardará, cuán real y grave es la situación y cómo responderán sus ejecutivos frente a cualquier eventualidad que los requiere formalmente competentes, incluyendo la encargaduría del vicepresidente de la República.

No requerimos de algún don extrasensorial para saber que poco contribuirá Chávez Frías al país con el recrudencimiento de una guerra sucia. Esto es lo que hace constantemente, descalificando a los adversarios e inventándole posturas que jamás han asumido, porque -precisamente, decantada la oposición- quedan los demócratas a la cabeza, serenos, pacientes, responsables, sobrios, honestos.

No damos una versión idílica del liderazgo opositor, pues tienen también sus defectos e incurren en errores a veces garrafales, pero un curso básico de comparación arroja un saldo que le es favorable, frente a los -por ahora- arrodillados y dóciles prohombres del oficialismo. Y es que, valga señalarlo, mientras más tarda Chávez Frías en volver tenemos que más se agudizan las contradicciones, zanjan las diferencias y completan las distancias entre los seguidores y beneficiaron que pugnan por sobrevivir (también, a cualquier precio).

Un natural desarrollo político que ha frenado y administrado el mandatario nacional, puede manifestarse políticamente en las interioridades del poder hasta implotarlo. La unidad emocional ha de agotarse, asomándose aspiraciones e intereses igualmente legítimos y proporcionales a la debilidad física de Chávez Frías, víctima de un desgaste político que intentará allanar … a cualquier precio, según el canon.

Cuidan de no publicitar esos contrastes, reprimiendo las tendencias. Sin embargo, presentimos, hay facturaciones y contrafacturaciones que pueden salir a la luz mientras más se acerque el momento de desalojar el palacio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios