Construir 200 mil viviendas anuales requiere de US$ 15.500 millones

La necesidad de destinar recursos  por un monto promedio anual de US$ 15.500 millones, para financiar la producción de unas 200 mil viviendas  y atender carencias urbanísticas  existentes, con lo que se beneficiarían unas 600 mil familias  y se mantendrían alrededor de 1 millón 200 mil puestos de trabajo, propuso el presidente dela Cámara Venezolanadela Construcción, Juan Francisco Jiménez.

Reveló quela Cámaracon 70 años de historia ha acumulado una experiencia valiosa que han tratado presentarla,  y elaborar propuestas bases para que cooperar con el o los  gobiernos nacionales, estadales y municipales, en el cumplimiento de sus labores, indicando que lamentablemente el diálogo y la comunicación ha sido dificil, ha habido grandes trabas en el diálogo entre el gobierno y el sector privado que han generado una situación de caída abrupta del sector privado de la construcción en los dos últimos años.

Afirma que también el sector público de la construcción ha venido cayendo, con la excepción de los últimos dos trimestres, debido a la puesta en vigor dela Gran MisiónVenezuela, advirtiendo que en el contexto general, estiman que no ha sido positivo para la construcción.

Advierte que en la actualidad en materia de política de vivienda, hemos tenido una visión cortoplacista con alto contenido político electoral, ausencia de un plan de largo plazo de desarrollo urbano y vivienda e inmensas trabas e incertidumbres debido a las amenazas, cerco e inseguridad jurídica, escasez de insumos, ocupaciones y expropiaciones, regulaciones y la criminalización del sector de la construcción.

Destaca asimismo, que la oferta anual de viviendas nunca ha sido suficiente para cubrir la necesidad  por crecimiento vegetativo de la población, afirmando que el 57% de los alojamientos producidos se hacen a través de los mecanismos informales.

-En tal sentido, por cada año que ha venido pasando, hemos venido incrementando el déficit habitacional, tanto el estructural funcional como el cualitativo o de calidad de las viviendas-, señala.

Ratifica que el plan propuesto inicialmente,  sería factible si se destinan, enla Leyde Presupuesto de cada año, recursos para desarrollo urbano y vivienda por un monto equivalente al 3% del PIB y se conservan los aportes anuales provenientes de la banca, a través de la cartera hipotecaria obligatoria.

Insiste en la urgente necesidad de diseñar y establecer un plan nacional de corto, mediano y largo plazo, que ponga en marcha una política de estado en materia de vivienda y desarrollo urbano.

Para construir las 200 mil viviendas señaladas, Jiménez insistió en que deben instrumentarse políticas públicas que garanticen anualmente el suministro de 400 mil toneladas de acero y 2 millones de toneladas de cemento, así como la habilitación de 4 mil hectáreas de tierras urbanas, bajo un programa de macro-urbanismos y parcelas equipadas con todos los servicios básicos y comunales.

 En este contexto, el Presidente dela CVCexigió el establecimiento de estrategias macroeconómicas estables y perdurables, seguridad jurídica, protección financiera, impositiva y cambiaria para la renovación y adquisición de maquinaria pesada para la construcción, además de un plan coordinado de inversiones permanentes en obras de suministro de energía eléctrica y agua potable, disposición de aguas servidas, entre otros.

Asimismo, instó al Ejecutivo nacional a implantar un indicador nacional de costo de vivienda diseñado y emitido periódicamente por el Banco Central de Venezuela, que atienda exclusivamente las necesidades del sector vivienda y hábitat y que impida la incertidumbre y escenarios especulativos en los precios de venta de las viviendas.

Foto O. Azuaje.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios