Protesta en la avenida Lara despertó al este

En la avenida Lara, con la intersección de la Argimiro Bracamonte, en el este de la ciudad, comerciantes de la zona protestaron ante el colapso de agua negras que viene afectándolos desde hace un buen tiempo. El colector se desbordó y, casi de inmediato, terminó inundado el estacionamiento de una empresa dedicada a la veterinaria.
Los empleados, evitando un caos mayor, con ayuda de una manguera, lograron canalizar el líquido putrefacto hasta el drenaje de la importante arteria vial. No obstante, la fetidez continúa agobiándolos y, las ocho horas de jornada laboral, deben ser soportadas en medio de una terrible hediondez.
Sonia Avendaño, encargada de una tienda, declaró que han solicitado a Hidrolara la reparación de las conexiones cloacales pero no hacen caso al llamado de atención. Por esta razón, tomaron la decisión de cerrar el paso de vehículos en el sentido oeste-este, al menos, durante unas tres horas.
“Es muy difícil trabajar rodeado de un ambiente de insalubridad. Cerramos la calles porque, de lo contrario, la hidrológica no hará caso. Tenemos dos colegios muy cercanos (Padre Machado y San Vicente de Paúl) y ni siquiera así se dignan a reparar el bote de aguas negras que nos impide hasta respirar aire fresco”, sostuvo Avendaño.
Otra de las manifestantes, María Rivas, desmintió a la presidenta de Hidrolara, ingeniero Adriana Díaz, quien dijo en un programa de televisión: “Antes de protestar deben reportar las fallas en el colector”. Aclaró que hicieron un reporte en la hidrológica, así como una comunicación por escrita, con copia al consejo comunal de Nueva Segovia, a fin de que fueran atendidos.
“Nosotros sí cumplimos y enviamos hasta una comunicación a Hidrolara para notificarles la problemática que ellos (Hidrolara) no cumplan con su deber es otra cosa”.

El fin de semana…
El ingeniero Miguel Rojas, gerente operativo metropolitano de Hidrolara, declaró que en la zona de la protesta ya han sido ejectudaos 80 metros de colector y sólo estarían faltando otros 40 metros de tuberías de diez pulgadas que van justo en la avenida Lara. La inversión total es de 150 mil bolívares y, el tiempo de reparación, probablemente sea de cuatro a cinco días.
No obstante, el gerente advirtió que si bien a partir de mañana comenzarán con los trabajos, será durante el fin de semana cuando aborden por completo la sustitución del colector a fin de ocasionar menor impacto en el tránsito automotor.
En este sentido, exhortó a los conductores que frecuentan la avenida Lara para que eviten circular por ahí el sábado y domingo.

Fotos: Ángel Zambrano

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios