Don Francisco celebra 50 años de Sábado Gigante

Internacionalmente conocido como Don Francisco, Mario Kreutzberger quería ser técnico modelista cuando era joven, pero un regreso a su Chile natal le hizo ver que lo suyo era la televisión.

En este 2012, el público aplaude los 50 años de Sábado Gigante, el mayor espacio de entretenimiento de los fines de semana, con el humor de este hombre que se ha vuelto un rostro familiar en los hogares de América Latina y parte de Estados Unidos.

Sus inicios fueron en la televisión experimental de la Universidad Católica de Chile, que por aquellos años transmitía en blanco y negro y llegaba a unas 40 cuadras a la redonda de los estudios.

Pero el éxito de su Sábado Gigante fue tal que trascendió las fronteras para grabarse en Miami y junto con los cambios tecnológicos en la televisión llegó a más de una docena de países de Latinoamérica, incluidos México, Venezuela, Bolivia, Panamá y Uruguay. Tan sólo en Estados Unidos tiene una audiencia de cerca de tres millones de personas.

Actualmente en los estudios de la cadena Univisión, al menos 60 personas graban el programa durante seis horas. Un trabajo que para muchos pudiera ser verdaderamente maratónico si se toman en cuenta todos los procesos de la producción.

Pero, ¿cuál es la receta del triunfo?

En una reciente entrevista con la agencia de noticias AP, Don Francisco aseguró que el éxito tiene varias razones.

“Lo más importante es interpretar a la familia. Nuestro programa es para la familia”, dijo.

A su juicio, también hay factores como la participación del público que además de opinar, aplaudir y hasta enojarse, ha sabido adaptarse a las transformaciones vividas durante cinco décadas. Para él, “el programa ha ido creciendo con la vida, se ha ido adaptando a la vida”.

“Empezamos con la televisión en blanco y negro y aquí estamos con la última tecnología. Además nos adentramos en las redes sociales, estamos en Twitter, en Facebook, en la página de Internet de Univision”, recordó Kreutzberger.

Un incentivo a los artistas

Durante estos 50 años, el programa ha unido familias, ha casado parejas y también ha revelado paternidades desconocidas. Pero Sábado Gigante tiene una cualidad innegable: el apoyo a importantes artistas de fama mundial, cuando apenas comenzaban sus carreras.

Decenas de personalidades, entre ellas Enrique Iglesias, Paulina Rubio, Shakira y Gloria Trevi, sólo por mencionar algunas, encontraron una puerta abierta en este programa con el que Don Francisco ha recorrido más de 160 países, acompañado de su cámara viajera.

Este hombre de la televisión ha entrevistado a personajes tan internacionales como los presidentes estadounidenses George W. Bush y Barack Obama, además de la primera ministra israelí Golda Mier y el actor Antony Queen.

Momentos difíciles

Para llegar a los 50 años de Sábado Gigante, Don Francisco tuvo que atravesar por sus propios momentos difíciles.

Lo despidieron en la televisión chilena tras sus primeras cinco semanas, pero luego de una semana fuera del aire lo volvieron a contratar. La situación se repitió cuando tenía poco de haber llegado a Univisión.

Cuando era una figura internacionalmente conocida enfrentó dos demandas difíciles que causaron escándalo, la primera por acoso sexual, hace unos 15 años, y la segunda, por paternidad. Al final ambas fueron desechadas.

“Son cosas que me afectaron a mí porque afectaban a mi familia. Cuando afecta a los hijos, a los nietos, a la esposa, es distinto”, explicó el conductor de televisión.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios