Por más de 10 horas cerraron vía a Duaca

Nuevamente quienes ordinaria y regularmente transitan por la intercomunal Barquisimeto-Duaca y viceversa tuvieron que detener su marcha y quedaron varados por más de cinco horas debido a otra protesta en la vía.
Desde las siete de la mañana de este jueves un grupo de vecinos de las comunidades Mis Viejos, Cabudarito, Los Pocitos, El Alto, La Vega y Tacarigüita, cerraron el paso vehicular en tres puntos de la vía atravesando ramas, palos y troncones.
La acción de protesta se extendió hasta después de mediodía y generó colas de cierta consideración sobre todo del transporte pesado y autos particulares de personas que iban o venían a la capital larense a realizar algunas diligencias
Con pancartas y actitudes de molestia e indignación, los manifestantes, en su mayoría mujeres y personas jóvenes, lamentaron tener que afectar a terceros con su iniciativa, pero según aseguraron no tienen otra manera de ejercer presión y hacerse escuchar por parte de las autoridades gubernamentales.
A los choferes de los autos estacionados en plena vía local tipo III, no les quedó otra alternativa que leer la prensa, escuchar música o hacer una siesta mientras la gente deponía su firme intención de protestar.

Demandas
Rosiris Melo y Lilian Pérez, voceras de la comunidad Paso de Tacarigua, manifestaron que tuvieron que actuar cercenando el libre tránsito de las personas, porque están cansados de solicitar respuestas sobre reductores de velocidad, limpieza de la maleza de los bordes de la carretera y una pasarela. La gota que rebasó el vaso, contaron, fue el arrollamiento el pasado domingo de la señora María Margarita Pérez, de 50 años y su hijo de 12, quienes perdieron la vida de manera instantánea al ser atropellados por un auto conducido, aparentemente, por un joven en estado de embriaguez que ahora está a la orden de Ministerio Público.
“Estamos cansados que nos maten a nuestra gente porque los conductores de los rapiditos, busetas y buses, no acatan los límites de velocidad en zonas pobladas y ya se han llevado por delante a varias personas, incluso de la misma familia Pérez”. Acusan que varias personas han muerto por la misma causa y demandan la construcción de dos pasarelas, aceras y limpieza del hombrillo por donde caminan los niños para ir a la escuela.
Al sitio y en representación de la alcaldesa de Crespo, se presentó el ingeniero Igor Peña, director de Infraestructura y Vialidad, quien se comprometió que en dos o tres semanas se estará realizando la demarcación y colocación de ojos de gato en la vía, así como la limpieza de los bordes de la carrera. Además se repararán las fallas de borde cerca de dos pequeños puentes. La toma se extendió hasta caída el alba.

Fotos: Simón Alberto Orellana

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios