A cárcel de Tocuyito Carlos Sieveres y el resto a presentación cada treinta días

La Fiscal Cuarta del Ministerio Público, doctora Yaritza Berríos, concluida la audiencia de presentación este viernes, la cual había quedado suspendida la noche del jueves, en presencia de la Juez Séptima de Control, Juana Goyo, privó de libertad a Carlos Sieveres, líder del grupo FRIO, y tras imputarle siete delitos por los hechos ocurridos el pasado martes en el Palacio de Gobierno Municipal, le ordenó como sitio de reclusión el Internado Judicial de Tocuyito, en el estado Carabobo.

Para Erasmo Orellana, Jean Carlos Galíndez, José Antonio Rodríguez, Daniel Antonio González, Rafael Horacio Rodrí-guez, Carlos Enrique Piña, Marilín Rojas Arroyo y Norkis Yolimar Rodríguez, las ocho personas restantes, Berríos les imputó seis delitos y les dictó medida cautelar de presentación cada treinta días.

También les prohibió el ingreso a instituciones públicas. 

 Los seis delitos imputados a los nueve fueron: daño agravado, ultraje simple, agavillamiento, resistencia a la autoridad y uso de adolescente para delinquir, pero a Sieveres le sumaron un séptimo, el de lesiones personales.

Atentos desde temprano

Desde tempranas horas de la mañana de este viernes fue posible observar decenas de familiares y amigos de los detenidos del grupo FRIO, a las afueras del Palacio de Justicia, quienes esperaban atentos el resultado de la audiencia preliminar que había sido diferida para las 8:30 am, pese a que estaba fijada para la tarde anterior.

Los privados de libertad fueron trasladados desde el Destacamento 47 de la Guardia Nacional alrededor de las 7:30, para una hora después iniciar la audiencia preliminar.

Yelitza Sieveres, hermana del líder de este grupo que se dice luchador a favor de cientos de familias que no poseen vivienda propia, reconoció que aunque no está de acuerdo con lo que hace su hermano, lo apoya incondicionalmente.

La calle 24 entre carreras 16 y 17, justo en el lateral del edificio de tribunales, fue cerrada. Un piquete de la Guardia Nacional se instaló en el acceso principal por donde ingresan los detenidos de manera preventiva ante una eventual alteración del orden público.

Y aunque no fue necesaria su actuación, permanecieron atentos y vigilantes.

En la plaza de La Justicia se cumplió el tercer día de huelga de hambre de Mayendi Vásquez y María Gil, parientes de dos de los detenidos, quienes decidieron iniciar esa medida extrema en protesta por lo que consideran una violación de sus Derechos Humanos. También se mostraron solidarias con las decenas de familias desalojadas el pasado domingo de una porción de terreno del cono de seguridad del aeropuerto de Barquisimeto.

Las dos damas fueron atendidas ayer por funcionarios de los Bomberos de Iribarren. Estos determinaron que presentaban tensión baja, deshidratación y requerían atención médica.

Fotos: Jairo Nieto/Daniel Arrieta

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios