Apuntes – Gran Misión Mentira

El estrepitoso fracaso del gobierno de Hugo Chávez en materia de construcción de viviendas, está a la vista de todos y la principal manifestación de ese fracaso, ha venido encontrando asiento en la indiscriminada ola de invasiones que están promoviendo y ejecutando activistas del Partido Socialista Unido de Venezuela, en absoluta connivencia y con total apoyo y protección de altos jerarcas del oficialismo en toda la geografía Nacional.
Las invasiones en masas practicadas en el Municipio Sucre del Estado Miranda, en la Candelaria, San Agustín del Norte, La Pastora, San Bernardino y el resto de las Parroquias caraqueñas y las llevadas a cabo en el Zulia, específicamente en las Parroquias Caracciolo Parra, Raúl Leoni y sector macandona de Maracaibo, por sólo nombrar algunas, son prueba inequívoca que estas ocupaciones ilegales, forman parte de una política de estado que tiene como único y perverso objetivo, profundizar  la confrontación y el odio entre los venezolanos; no es fortuito que el 12 de diciembre del pasado año 2011, la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia Luisa Estela Morales le anunciara al país una sentencia del máximo tribunal de la República, conforme a la cual, ordena la desaplicación del Artículo 471 del Código Penal Venezolano, que condena la apropiación indebida de inmuebles, lo que significó una señal clara que avala estas inconstitucionales prácticas.
La deducción matemática de estas realidades que vivimos en materia de vivienda e invasiones, es que el Presidente y el gobierno le mintieron a los venezolanos cuando anunciaron a finales de 2011 que habían construido 146.000 soluciones habitacionales, porque sólo esa cifra hubiese permitido que los miles de damnificados y refugiados que existen en él País y que a diario dan manifestaciones de inconformidad e indignación, por la situación que padecen, se les hubiese solucionado el problema de vivienda y la conclusión a la cual llegamos sin mayores estudios y análisis es, que este año vamos por el mismo camino fracasado del régimen, porque a pesar de que todos los días cacarean el éxito de la Gran Misión Vivienda, ordenan vía Decretos y resoluciones a las empresas dedicadas a la producción de arena, piedra picada, cemento, cabillas etc. destinar su producción a esta Misión del gobierno y anuncian que sobrepasaron los tres millones y medio de inscritos, hasta la fecha los resultados son sencillamente catastróficos, porque los potenciales beneficiarios que están cerca de tres millones, no han podido ver realizado su sueño de contar con una vivienda digna de ellos y sus familiares y los más fanáticos afiliados al proyecto que encarna el jefe del estado, recurren a estas indeseables y radicales prácticas de las invasiones, propias de países y sociedades bananeras y de quinto mundo, donde no reina el imperio de la Ley y el respeto por los demás, sino la anarquía y el delito como forma de convivencia. Esta terrible realidad, hace que el compromiso de Henrique Capriles sea aún mayor, porque necesitará poner en orden a la Nación en esta materia y requerirá de los mejores talentos y capacidades al frente del tema de la vivienda, para que en conjunto con gobernadores, alcaldes, comunidades organizadas y sector privado, se le dé una respuesta eficiente y contundente al problema del déficit Habitacional en Venezuela y a lo que ha sido esta Gran Misión Mentira.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios