Parroquia San José honró a su patrono: Cumplió la voluntad de Dios

En el centro de la ciudad, hay un pedacito de cielo. Se trata de la parroquia católica ubicada en la carrera 25 con calle 22, donde se honra a San José, el hombre justo que señala el Evangelio y se destaca por la obediencia a Dios. “…José, hijo de David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Despertado del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado… (Mt, 1,16. 18-21,24).
De la misma forma que el Padre fijó sus ojos en María, la doncella que dio el sí para ser la Madre dle Salvador, puso su confianza en el noble hombre que dio un ejemplo santo de ser esposo y papá. A través de la paternidad, asumida con verdadera devoción, cuidó por el tesoro más preciado de la Iglesia: Jesús. El padre Alexander Nieves, párroco de la iglesia San José, explica que si bien en ningún pasaje bíblico hay palabras dichas por San José, su silencio se transforma en obedecer al Omnipotente.
Ayer, cuando en este templo católico de Barquisimeto celebraban la fiesta de su patrono (es además una celebración particular dentro del tiempo de Cuaresma que viven los creyentes, por cuanto apenas se estilan oraciones de profundo arrepentimiento y de perdón), hubo sin duda un momento de gracia. La mediación que hace posible San José entre los devotos y su hijo espiritual, trae consigo grandes bendiciones, así lo atestigua el sacerdote redentorista a cargo de dicha parroquia.
“San José, además de ser uno de los personajes más importantes de la historia de la Salvación, constituye un modelo ejemplar para los padres de nuestra generación. En él hay cualidades que sólo un buen papá es capaz de practicar por el bienestar de sus hijos. Como esposo, también supo glorificar a Dios, acompañando y ayudando a María Santiísima”.
Un novena que finalizó el día domingo, sirvió de ofrenda espiritual a Dios y también en gratitud al humilde carpintero de Nazaret. Este lunes en la tarde, fue la eucaristía solemne en la cual hubo gran asistencia.
A San José se le conoce también como el patrono del silencio, por el hecho que reseñaba el padre Alexander Nieves, ya que en ningún pasaje bíblico quedó constancia de sus palabras. El testimonio de vida significó más.

Fotos: Ángel Zambrano

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios