Venezuela quiere debatir en la OPEP las sanciones a Irán

 

 Venezuela considera que las sanciones contra su aliado Irán “son perjudiciales para la estabilidad” de los precios del petróleo y espera debatir el tema en el seno dela OPEP, dijo a periodistas el ministro de Petróleo venezolano, Rafael Ramírez.

   “Me gustaría debatir en el seno dela OPEP las sanciones contra Irán, que sí son perjudiciales para la estabilidad” de los precios y sí constituyen además “una agresión directa a un país petrolero”, declaró durante una visita ala Faja del Orinoco, una rica reserva de petróleo en el este de Venezuela.

  “Los precios están atendiendo factores fuera dela OPEP”, consideró Ramírez, que insistió en que la “amenaza” sobre Irán “no es cualquier cosa”.

   A fines de enero,la Unión Europea anunció su intención de imponer un embargo petrolero gradual y sin precedentes a Irán, que según Occidente busca dotarse de armas atómicas con el pretexto de desarrollar un programa nuclear civil, lo que ha provocado una serie de sanciones.

   Según una nueva legislación destinada a presionar a Irán, Estados Unidos contempla penalizar a las instituciones financieras que comercien con el banco central del país asiático, que en general maneja las exportaciones de petróleo.

   El también presidente de la estatal PDVSA desestimó además que los países productores de petróleo del Golfo Pérsico puedan “suplir” en caso de no contarse con el crudo iraní, porque “creemos que es un gran mito, habría que revisar bien cuál es la capacidad ociosa de producción de países del Golfo porque promesas que hicieron tras la agresión a Libia no se cumplieron”.

   Ramírez dijo además que en la próxima reunión dela OPEP se evaluará el nivel de cumplimiento de la cuota de producción del cartel, del que Venezuela forma parte.

   “El mercado está en una situación muy inestable, somos muy cautelosos y cualquier decisión será en el seno dela OPEP”, insistió Ramírez.

   El ministro venezolano reafirmó además la decisión de Venezuela de enviar nuevamente combustible a su otro aliado, Siria, cuyo gobierno ha sido sancionado por la violencia con que combate las revueltas populares que estallaron hace un año.

Foto: Archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios