Aníbal Peña: Ley de Costos y Precios Justos altera datos reales de inflación

Las proyecciones económicas anunciadas por el ministro de Finanzas, Jorge Giordani y el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, concernientes al crecimiento de la economía nacional y la desaceleración de la inflación, no se corresponden con la realidad del mercado.

La consideración la realizó el economista y profesor dela Universidad CentroccidentalLisandro Alvarado (UCLA), Aníbal Peña Javitt, quien dijo tener motivos para dudar de los indicadores de inflación emitidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En detalle, según fuentes oficiales la inflación acumulada en los cuatro primeros meses de 2012 se ubica en 4.4%, mientras  la variación del mes de abril fue de 0.8% lo cual representa una desaceleración por quinto mes consecutivo.

Esta tendencia, explicó el ministro, se enmarca en la meta oficial de reducir la inflación anual a un 20 y 22%, tal y como lo contempla el presupuesto nacional de 2012. “El INE sigue engañando al pueblo con los datos de inflación. La variación del 0.8% del mes de abril se registra porque en el país tenemos una inflación represada o contenida, debido a que el análisis se realizó con base en los productos regulados porla Leyde Costos y Precios Justos”.

Explicó el especialista que la mayoría de los artículos recientemente controlados por el Ejecutivo conforman la canasta alimentaria, por ende, la información que recoge el INE no viene dada por la reactivación de la producción sino por la regulación oficial.

“Tenemos una disminución fantasiosa de la inflación. Incluso, el INE incluye dentro de su análisis los productos que se venden en Mercal, los cuales son importados y sus costos menores a los artículos que se producen en Venezuela”.

Contó Peña Javitt que buena parte de los productos Mercal generan pérdidas económicas al país, pero el Gobierno asume el costo por considerarlo gasto público. “Se evidencia que la producción nacional no abastece la demanda cuando el Gobierno aumenta aceleradamente las importaciones. El gasto público está presionando a la demanda y la producción nacional no responde”.

La inflación acumulada desde el mes de abril de2011 a2012 se encuentra por el orden del 27% y en el sector alimentos supera el 30%.

En este sentido, las familias de bajos recursos son las más perjudicadas pues destinan el mayor porcentaje de su sueldo para la adquisición de alimentos.

Contradicciones

Existe una brecha muy amplia entre las cifras oficiales y los datos aportados por organizaciones privadas.

Según el INE la canasta alimentaria se encuentra en mil 750 bolívares, pero el Centro de Documentación y Análisis Social dela Federación Venezolanade Maestros (Cenda FMV), señala que la canasta alimentaria superó los 3 mil 500 bolívares, por lo cual un trabajador debe percibir como mínimo 6 mil 500 bolívares para cubrir sus necesidades de alimentación, educación y servicios.

Fotos: Archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios