Ramón Guillermo Aveledo, en En Este País: El dolor y la vergüenza de Uribana

Cuando, en 1998 se terminó el penal al Norte de Barquisimeto, sustituyendo al viejo Internado Judicial de la carrera 13, podía mostrárselo como una instalación modelo. Era el resultado de la Ley de Edificaciones Penitenciarias, una norma de sentido común que ha sido abandonada sin razón.

Este gobierno la recibió nuevecita, para estrenarla y, si así lo decidía, poner en práctica desde la nueva instalación la política penitenciaria moderna y humana que consagra el artículo 272 constitucional, redactado por el respetado especialista y constituyente Elio Gómez Grillo. Catorce años después ocurre la tragedia que ha conmovido al país y, desde hace rato, ya Uribana es famosa en el país por sus horrores.

Sesenta y tres fallecidos, es el número que con lista entrega el Observatorio Venezolano de Prisiones, acaso la fuente más confiable por su seriedad. Con motivo de una requisa, la violencia desatada produjo decenas de lesionados y de muertos, entre ellos efectivos de la Guardia Nacional y un pastor evangélico, religiosos que cumplen en los penales una útil tarea humana. La misma ONG la considera una de las tres cárceles más violentas del país e informa que albergaba 2.400 internos cuando su capacidad es para 850, poco más de un tercio de los seres humanos que habían sido amontonados allí. La Ministra del área declaró que antes, su despacho ha realizado 86 requisas con “total éxito”. Si es así, ¿por qué hay armas todavía en las cárceles? ¿cómo entran? No hay que ser muy despierto para darse cuenta que el “éxito” no debe ser tan “total”. Dolorosamente.

También dijo la funcionaria que vaciarían Uribana y trasladarían los internos a otros 19 penales. Como éstos a su vez ya están hacinados, cabe esperar las consecuencias. Delsa Solórzano informa que hay 45.000 reclusos en instalaciones para 11.200. Va a ser declarada “libere de líderes negativos” pero no será clausurada.

En la declaración, dada el sábado 26 de enero, explicó que todavía “algunas áreas de la cárcel estaban bajo control de los reclusos”, así que no habían podido terminar la operación. La triste realidad es que, en general, las instalaciones penitenciarias no son controladas por el Estado, sino por las mafias de reclusos encabezadas por los pranes. Horas más tarde, la propia ministra reconocería que la primera vez que fue a visitar Uribana, los presos no la dejaron entrar. El total de homicidios en nuestras cárceles, analiza Carlos Vecchio, “supera la tasa de México, Brasil, Colombia y Argentina juntos”. En Uribana, seis “gobiernos” internos se repartían el control y los delitos.

Se recuerdan los graves incidentes de Vista Hermosa (Bolívar) en 2003, Tocorón (Aragua) en 2010 y El Rodeo y Yare (Miranda) respectivamente en 2011 y 2012, pero este ha sido el más grave de todos en estos catorce años.
Los familiares de los internos dicenque la violencia se originó en el “incumplimiento de un pacto” y el vicepresidente Maduro en “una confusión trágica”.

La crisis carcelaria no es un invento de este gobierno.

Recordemos que hace veinte años fue la tragedia del Retén de Catia. Pero ya lleva catorce años con todo el poder y desmesurados recursos y es evidente que su magnitud y profundidad han aumentado exponencialmente. ¿Quién se acuerda de la palabra “chuzo”? Aquella arma tan temida que era el objeto de las requisas antes de 1998, sería una ridiculez suicida en cárceles donde hay revólveres, pistolas, ametralladoras, granadas. A la crisis penitenciaria respondió el gobierno, después de varios intentos fracasados, con lo mismo que se le ocurre para otros problemas: crear un nuevo ministerio. Así hizo con la electricidad y tenemos más apagones, y con los alimentos y tenemos escasez y precios más altos. El diputado Tomás Guanipa aporta un dato revelador: “En 2004 anunciaron la construcción de 25 cárceles.Ninguna fue construida. Han pasado 13 ministros del Interior y las cárceles siguen siendo centros de mafias”. Su colega Richard Blanco recordó que de junio de 2011 a hoy han ocurrido 700 muertes en las prisiones.

La Alta Comisionada de la ONU para los DDHH responsabiliza al Estado por la tragedia. La Conferencia Episcopal exige una investigación confiable y denuncia el exiguo presupuesto asignado a las prisiones en 2013, y exclama “no hay excusas”. Y no las hay.

Desprecio por el municipio

Parece que, ahora sí, tienen fecha los comicios para autoridades locales. Han sido formalmente convocadas para el 14 de julio. Digo parece, porque ya antes se nos había dicho que serían el 14 de abril y posteriormente el 26 de mayo. Esta vez, a diferencia de las anteriores, no hay rumores de otro cambio.

El rumor, como la incertidumbre, han sido elevados por quienes tienen la responsabilidad de gobernarnos al rango de políticas públicas. ¿Por qué esta nueva fecha? Hay dos hipótesis. Una es que quiere el CNE darle tiempo al PSUV para resolver sus candidaturas, la cosa es más complicada allí ahora que el Presidente no se ocupa de esas cosas. Otra es que hacen espacio para una eventual elección presidencial, con la que planearían sorprender al país. Puede ser una o las dos causas.

Las circunscripciones o circuitos electorales para concejales nominales, han sido diseñadas en la línea de los de diputados a la AN y a los Consejos Legislativos, con mañosería para favorecer al PSUV, de modo que con menos votos obtenga más ediles.

Malo para la autoridad y prestigio del CNE, y malo para los municipios, que siguen despreciados por el oficialismo que prefiere el Poder Comunal. Eso sí, siempre y cuando esté bajo su control.

Mosca con la economía

El informe de fin de año del BCV y los datos del INE hablaban de una economía que crece sin problemas en el horizonte. Lo que se lee y escucha en estos días, aun de voceros oficiales, pinta un panorama diferente.

Ya el vicepresidente Maduro anuncia que han consultado con el Presidente, en La Habana, las medidas que tomarán. La obvia táctica es responsabilizar al ausente (que oficialmente está “en pleno ejercicio del cargo”) de las decisiones a adoptarse.

Problemas laborales, como un ausentismo del 12% y constantes paralizaciones, disminuyen la producción agroindustrial. En gastos laborales usó Alcasa dinero de ventas a futuro, cumplir obligaciones atrasadas a los trabajadores los llevó a decidir usar recursos dispuestos para inversión y recuperación de instalaciones.

Pymes y comercio en problemas por la LOT, titula Últimas Noticias del miércoles. La canasta alimentaria subió un quinto a diciembre de 2012 y pasó al salario mínimo. Datanálisis reporta escasez del 30% en enero, Econométrica la calcula entre el 15 y el 20%, en este año y la inflación en 30%, y Datos aprecia que en los sectores D y E se interesan por pocetas sin tanque porque no reciben agua. A las empresas de Cavidea les liquidaron 12% menos divisas el año pasado. ANSA estima que en dos semanas el mercado se regulariza, pero atribuye a los controles la merma en la oferta y procesadoras de leche se quejan de la falta de envases. Se suma la pasta de dientes a los productos que escasean. El gobierno decide controlar los precios de los alimentos no básicos, anuncia el martes 29. Un tercio de la energía eléctrica generada no se facturó en 2012.

Trascendió que el Bandes buscó otro endeudamiento con China por 15 millardos de dólares y que ese país lo rechazó. Esto ha sido negado por el Ministro Ramírez, cuando aparece también la noticia que los asiáticos están exigiendo se cumplan las metas de la Faja. Lo cierto es que Pdvsa recortó aportes al Fonden para aumentar su disponibilidad. También en ese tema se responsabiliza al Presidente, al mostrar Ramírez un punto de cuenta firmado por él en tinta roja.

Cardenales

Nos quedamos con las ganas de un campeonato que se vio cerquita. El subcampeonato no nos consuela, cierto, pero qué gran campaña hicieron nuestros pájaros rojos. Hay que felicitar a la gerencia, a Humberto y a Carlos Miguel, al manager Grifol, al cuerpo técnico y a los jugadores que dieron todo lo que tenían y más. Razón tiene Domingo Carrasquel, ese equipo tiene un gran presente, pero sobre todo un gran futuro.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios