Violencia contra la Flor de Venezuela (Fotos)

Con manchas, rayas, consignas a favor del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y mensajes ofensivos dirigidos al gobernador Henri Falcón amaneció la Flor de Venezuela ayer jueves.

El primero en percatarse del hecho fue Teodoro Campos, secretario general de Gobierno, quien a las 6:00 de la mañana salió a trotar por los alrededores del icono y se dio cuenta del vandalismo cometido contra la infraestructura, tanto en las áreas externas como internas del Servicio Desconcentrado Flor de Venezuela.

Una hora más tarde, distintas imágenes sobre la acción delictiva comenzaron a circular por las redes sociales.
Inmediatamente, la Policía del estado Lara y otros cuerpos de seguridad se hicieron presentes en el lugar a fin de iniciar las investigaciones respectivas.

La doctora Milagro Gómez de Blavia, presidenta de la institución, indicó que la agresión a la Flor se produjo en horas de la madrugada, esto de acuerdo a lo que comentaron los dos únicos vigilantes que custodian el recinto cultural. Es de mencionar que en el lugar no hay cámaras de vigilancia.

“En el sitio se encontraban los dos vigilantes que cuidan la Flor. Tengo entendido que a eso de las dos, tres de la mañana, un grupo de personas intentó entrar por la puerta principal, pidieron las llaves, amedrentaron a los vigilantes y en vista de la negativa, ingresaron por los costados de la Flor, presumimos que saltando la baranda de protección”.

Precisó que la noche del miércoles, cinco guardias nacionales aseguraron que permanecerían en la parte externa a objeto de resguardar las instalaciones de la Flor.

“Eran más de 20 personas; nos dijeron que nos quedáramos sentados y que no nos moviéramos de un sitio. Llegaron en un autobús y entraron por los lados. Nos decían que les entregáramos las llaves y les dijimos que no las teníamos. Eso fue entre las 3:00 y 5:00 de la mañana”, expresó uno de los vigilantes a quien se le resguarda su identidad.

Daño espiritual

Se trata de un daño fundamentalmente espiritual el que recibimos al llegar a la Flor, acotó Gómez de Blavia.
“A fin de cuentas, una buena pintura quita el testimonio del daño recibido. Pero es algo que afecta, es dañino, se trata de la violación de un recinto que está llamado para la paz y la convivencia… en ese sentido haremos todo lo posible para que esa misión se cumpla”.

Recordó que el día miércoles se efectuó un concierto de la Fundación Niños Cantores e incluso se abrieron los pétalos de la Flor para el deleite de la comunidad.

“Cuando se abrió la Flor el cielo estaba hermoso. Hoy (ayer), además de tener un día nublado y lluvioso amanecimos con el espíritu herido por lo que esta acción representa. No dudo que todos los barquisimetanos se sientan igual y piensen que esto debe defenderse”.

Aunque el daño es reversible, prosiguió, es evidente que nos hemos convertido en un objetivo que está en la mira.

“En el país hay desencadenantes que generan que los malos espíritus broten porque en un ambiente de paz, de convivencia, de educación en valores, mediante el ejemplo de los gobernantes, un lenguaje que construya y no destruya, estas acciones no se suscitarían, las respuestas serían distintas por parte del pueblo, de lo contrario, mediante la agresión, se propicia un clima de violencia”, concluyó.

Es de mencionar que desde el pasado 15 de junio el citado ícono es noticia producto de las declaraciones que ofreciera en la ciudad el ministro de Turismo Andrés Izarra, quien aseguró que el Gobierno nacional tomaría la Flor de Venezuela para rescatarla del presunto abandono en el cual se encuentra.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios