Preocupan las importaciones navideñas

La alegría de la festividad decembrina puede verse amenazada por falta de productos importados propios de la fecha, consideran algunos expertos en materia económica,  quienes advierten que puede sobrevenir un período de escasez si no se asigan divisas a los comerciantes. Plantean como solución inmediata el suministro de divisas, a fin de establecer negocios con empresas del extranjero.

Desde hace más de una década se implementó un sistema de control cambiario, en consecuencia los comercios se han visto en la obligación de solicitar divisas preferenciales al Gobierno Nacional, el cual es un proceso que demanda alta cantidad de tiempo por intermediarios internos.

En ese sentido, empresarios de la región manifestaron su preocupación por cuanto subsisten ofreciendo mercancía del año pasado, la cual cada día agota su existencia.

Alberto Gámez, presidente de Fedecámaras–Lara, expresó que el directorio nacional de la institución se reunió el pasado martes en la ciudad de Caracas, y tocaron el punto de las importaciones navideñas como tema principal de la asamblea, por las consecuencias que pueden ocurrir, como la escasez de mercancía.

Planificaciónde empresarios

 

La planificación de compra de productos importados de navidad comienza justo después de que ésta finaliza, en el mes de enero, con la solicitud de divisas, debido a que la gran mayoría de la mercancía es de origen asiático. Desde ese entonces se evalúan las requisiciones necesarias de acuerdo a un estudio de demanda, para así enviar los pedidos; luego se esperan tres meses de fabricación y otros tres meses de traslado hasta que ingresa a los puertos marítimos del país. “Cuando los productos llegan tenemos que pasar un engorroso período de espera y trámites que retrasan las operaciones. Es por eso nuestra preocupación, estamos en el mes de agosto y no contamos ni siquiera con la divisas para realizar las compras de mercancía”.

“¿Cómo es posible que a la fecha no hemos liquidado las divisas que necesitamos para obtener nuestra mercancía?. ¿qué va a pasar con los juguetes y estrenos de los niños? Su sonrisa puede verse comprometida por una seria amenaza de escasez”, advirtió Gámez.

También  declaró que los empresarios tienen problemas con las cartas de crédito, debido a que el Estado no ha liquidado los dólares que los empresarios adeudan. “No tenemos los dólares para cancelarles a ellos, entonces nos piden cancelación de deudas para que nos puedan despachar las divisas para la nueva mercancía”.

 

Discriminados

 

Según su criterio, Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad) es un sistema que beneficia a personas vinculados directamente al gobierno y empresas de “maletín” que adquieren dólares para venderlos posteriormente en el mercado negro. Afirma, que los empresarios se sienten discriminados por el desconocimiento de sus necesidades y virtudes.

“El Gobierno paga y se da el vuelto en un sistema que considero como una lotería. Hemos realizado encuestas a los empresarios de la región y ninguno cuenta con divisas asignadas”.

 

Eventual situación de emergencia

 

Entre tanto, advirtió que mediante decretos de emergencia de 90 días, el Estado puede tener la potestad de informar que los empresarios no cumplieron su labor de importar productos, por cuanto les quedaría el camino abierto para responsabilizarse directamente de la importación de mercancía desde Asia.

“Ahora la política del gobierno se centra en declarar situaciones de emergencia, si eso llega a pasar, quedará relegada nuestra labor. Los empresarios se sienten aprisionados  ya que no logran generar dividendos”, exhortó.

Disposición al diálogo

 

Gámez, informó la disposición del gremio para establecer conversaciones con representantes del Gobierno Central.

“Le hacemos un llamado de reflexión, no hemos recibido ni un dolar desde el mes de noviembre del año pasado. Queremos que llamen y nos liquiden, a pesar de los golpes que hemos llevado estamos prestos a sentarnos en una misma mesa con el Gobierno para dialogar.”

“El Gobierno dice que quiere combatir la corrupción, Dios quiera y sea así, pero deben iniciar dentro de sus factores internos, los cuales han cometido diversas irregularidades que ha salido a la luz pública. Tenemos la buena intención de garantizar los productos a nuestros ciudadanos y con precios justos”, finalizó.

Demanda mayor que la oferta

 

Por otra parte, se consideró la opinión de Alejandro Tovar, presidente de la Cámara de Comercio, quien reconoció que los nuevos sistemas económicos de la nación no ha satisfecho las necesidades de los ciudadanos.

“Estamos preocupados por los juguetes, ropa, artículos de decoración del hogar; además de productos tradicionales de la navidad como dulces frescos, nueces y aceitunas”.

Indicó que la consecuencia de esta situación resulta porque la demanda de dólares es mucho más grande que la oferta.

“También hay preocupación por parte de los comerciantes, el proceso de importación no se realiza en un mes, para ello se necesita contar con divisas a fin de realizar todos los trámites necesarios. Los empresarios están trabajando con las reservas y progresivamente se ha disminuido su existencia”.

Resaltó que otro problema directo de los comerciantes refiere a la congestión de los puertos, debido a que la mercancía suele permanecer estancada en las instalaciones portuarias.

“Es necesario que se cambien las políticas económicas para el beneficio de la sociedad, necesitamos divisas de manera transparente a fin de satisfacer la demanda que requiere el país en época navideña”, declaró.

Los consultados coincidieron que el diálogo es el mejor camino a transitar para la solución de los problemas. La época decembrina se acerca y los constructores de las bases del país merecen la celebración de sus fiestas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios