Denuncian paralización de las obras del ferrocarril

Cansados de esperar respuestas y sin recibir ni un céntimo, los obreros que laboraban en el sistema ferroviario del estado Lara se apostaron a las afueras del IFE, a fin de exigir la reactivación de la obra, paralizada desde hace tres meses y por lo cual se han quedado en el limbo laboral.

David Montilla, representante de la Unión Bolivariana de Trabajadores (UBT,) explicó que las obras que ejecuta el Instituto Ferroviario están sin actividad, mientras los trabajadores tienen meses sin cobrar ni poder llevar el sustento a sus hogares.

“Decidimos que había que protestar, para que se activen las obras y los trabajadores tengan un puesto digno. Hablamos de más de 200 trabajadores además de todos los que están a la espera de un puesto de trabajo en el sistema ferroviario”.

Destacó que la paralización se debe a la falta de pagos del IFE a la empresa contratista Rutas Construcciones que desarrolla el proyecto y paralizaron los trabajos por no recibir los pagos de forma oportuna. “De la contratista nos dicen que no tienen cómo continuar con la obra porque no tienen recursos ni para financiar el pago de la nómina de los trabajadores”.

“Pedimos a las autoridades del IFE que se tomen los correctivos, se cancelen las deudas y se inicien los trabajos”.

Aseguró que de no obtener respuestas para el día de hoy radicalizarán la protesta. “Vamos a arreciar las acciones hasta que existan oportunas respuestas y satisfactorias para los trabajadores. Nos apoyan los demás frentes de trabajo de las obras que en este momento también están paralizados”.

Estrategias

En aras de dar continuidad a los trabajos de rehabilitación del tramo Barquisimeto – Yaritagua y garantizar su ejecución, el Instituto de Ferrocarriles del Estado mediante un comunicado de prensa determinó prioridades en la vía férrea y se encuentra diseñando un plan de trabajo para atacar los puntos críticos.

Entre ellos destaca el puente La Ruezga que sufrirá modificaciones. Además ante estos resultados, el proyecto se mantendrá en revisión por parte de la gerencia de Desarrollo Ferroviario y por Ingeniería Ferroviaria para su aprobación definitiva y proceder a su ejecución. Una vez aprobado el proyecto, el plazo prudencial para su ejecución será entre 9 y 12 meses.

Paralelo a esta importante obra, se estima que para el mes de noviembre se traslade desde la línea Caracas – Cúa, la máquina esmeriladora para realizar la corrección de soldaduras, que a juicio de Villalba “se rectificará 30% de las soldaduras efectuadas a lo largo del tramo Barquisimeto – Yaritagua, motivo por el cual para concretar este trabajo se involucrará un equipo multidisciplinario del IFE”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios