Balance del conflicto universitario es positivo

Los trabajadores universitarios se encontraban en una especie de limbo antes de iniciar el conflicto universitario, sumergidos en un profundo silencio de parte del sector oficial que no daba respuestas a sus peticiones laborales y económicas. Tras la ejecución de un cese de actividades académicas y administrativas, obtuvieron algunas respuestas como la asignación de un incremento salarial y el aumento de las becas a los estudiantes, elementos que se consideran válidos para considerar el regreso a las aulas de clases.

“De la nada obtuvimos algunas respuestas, por eso creemos que el conflicto rindió sus frutos, gracias a la unidad de todos los sectores que hacen vida en la academia”, expresó vía telefónica Deborah Velásquez de Valecillos, presidenta de la Asociación de Profesores de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Apucla), tras conocerse el comunicado oficial de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (Fapuv), en el que se invita a las asociaciones a considerar la suspensión del cese de actividades.

La directiva de Apucla se reunirá el lunes 16 de septiembre para fijar la fecha de la asamblea general de profesores, en la que se someterá a consulta el documento único elaborado por Fapuv.

“En el directorio nacional, realizado el miércoles, se hizo un largo análisis, con 28 intervenciones, sobre la situación universitaria… acordamos mantenernos en pie de lucha y someter a consideración de las bases la posibilidad de regresar a clases”.

Velásquez de Valecillos destacó el hecho de que la Fapuv tiene presencia en las mesas de diálogo instaladas en el Ministerio de Educación Universitaria, a excepción de las mesas de los trabajadores administrativos, del personal obrero y de la vinculada a la Convención Colectiva Unitaria, dado que la federación no es signataria.

“El hecho de que logramos algunas respuestas nos hace reconsiderar la situación, debemos ser responsables, aunque seguimos conscientes de que hacen falta soluciones en áreas como el presupuesto universitario. El 9 de septiembre se reunirá la mesa que aborda este tema y tenemos entendido que el ministerio presentará una oferta”.

Esa fecha también habrá discusión en la mesa de calidad académica, en la que se abordan aspectos como la dotación de los departamentos y laboratorios, el espacio físico para las nuevas carreras y los planes para evitar fugas de cerebro y cambios de dedicación de los docentes.

“De manera oportuna se informará sobre los avances en las negociaciones; el 14 de noviembre habrá un nuevo directorio de Fapuv en el que se evaluará la situación y en caso de que no existan avances queda abierta la posibilidad de retomar la medida del cese de actividades”, acotó.

A su juicio dicha medida fue efectiva porque se logró que la comunidad conociera el problema de las universidades y sus consecuencias.

“Considero que no perdimos tiempo y que las respuestas se traducirán en ganacia para todos los miembros de la comunidad universitaria, lo más valioso es que defendimos la educación de calidad”.

Una vez que se defina la reincoporación a las aulas de clases, corresponderá a cada decanato de la UCLA defenir cómo se llevará a cabo la reprogramación académica.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios