En Este País, por Ramón Guillermo Aveledo 07/04/204

Buscando comprender

¿Por qué será que hay una baja en la actividad comercial y que en un 65% cayó el ritmo de construcción en la Misión Vivienda? ¿Por qué será?

Que el gobierno autorizó alzas en alimentos de primera necesidad y que el diputado Sanguino (PSUV-Táchira) dice que “empresas públicas cometieron delitos cambiarios”.

Que se agrava la crisis en la industria automotriz nacional y los centros comerciales cerrarán los lunes.
Que el sector químico está trabajando en un quinto de su capacidad instalada, el metalmecánico en 40%, plástico en la mitad y alimentos en 60%.

Que los periódicos de Colombia tuvieron que enviar 52 toneladas de papel a medios venezolanos. Que arroz, leche de larga duración, mantequilla, maíz y frutas irán al Sicad II, pues todos son importados. Que obligan a vender edificios residenciales con 20 años en alquiler. Que todavía las casas de bolsa no operan en Sicad II. Que la producción de cemento se desplomó al cierre de 2013.

Que el Ministro Chacón se queja, otra vez, de “ataques al sistema eléctrico” aunque la recesión económica causa caída en la demanda eléctrica y que podrían aumentar las tarifas del servicio. Que la criminalidad no disminuye. Que hasta en Bs. 40 venden un café grande en barra y que el atún en lata subió 140% en un año.

Que el ministro de Agricultura anunció aumento en el subsidio al arroz. Que Cuba aprobó ley para atraer capitales extranjeros.

Que en el Hospital de Niños J.M. de los Ríos los médicos están habituados a la precariedad.
¿No será hora de una autocrítica profunda? ¿Será difícil darse cuenta de qué es lo que no funciona? ¿Será por eso que, en todas las encuestas, la mayoría evalúa mal a este gobierno? ¿Será por eso la agresividad presidencial?

El primer actor

Gustavo Rodríguez fue un gran actor, un gran venezolano, un gran amigo. Lo conocí personalmente en un supermercado de nuestro vecindario.

Fue hace unos años. Después nos encontramos de nuevo cuando Ángel Rangel lo presentó como uno de los dirigentes de Ciudadanos por la Unidad, movimiento independiente desde donde dio cariño y esfuerzo al proyecto unitario.
Ya sabía de su calidad actoral, como sabe cualquier venezolano.

Ahí me enteré de la calidad de su patriotismo y su humanidad. Su partida me ha dolido. Me consuela la esperanza del reencuentro.

Arbitrariedad

No cabría en las páginas de EL IMPULSO, menguadas por la política oficial, si intentara hacer un repaso a las arbitrariedades de esta semana. El gobierno, que golpea tan duro, es hipersensible a la crítica y a la discrepancia, e intolerante ante la osadía de plantear una alternativa.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios