Habrían obligado a estudiantes a cantar consignas xenofóbicas

Una presunta irregularidad se cometió en la Base Aérea Vicente Landaeta Gil, cuando alumnos del quinto año del Colegio María Auxiliadora asistían a clases de instrucción premilitar.

Según comentaron algunos representantes en las redes sociales, a los alumnos los obligaron a cantar la siguiente estrofa: “Quiero bañarme en una piscina llena de sangre, de sangre gringa”.

Esta consigna obligatoria que incita a la xenofobia y promueve el odio en adolescentes, causó revuelo en las redes sociales. Sin embargo, las autoridades del centro educativo desconocían lo sucedido hasta horas de la noche.

Se espera que el día de hoy se aclare lo sucedido, pues no es la primera vez que alumnos de educación diversificada denuncian “excesos” de parte de los funcionarios que imparten la asignatura.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios