Sindicatos reclaman a gobierno de Argentina actuar contra inseguridad y pobreza

Unos 5.000 manifestantes participaron este miércoles de una marcha en Buenos Aires convocada por los mayores sindicatos opositores al gobierno de la presidenta Cristina Kirchner, para demandar que se adopten medidas contra la inseguridad, inflación y la pobreza en el país.

Los gremialistas del sector opositor de la mayor central obrera del país, la CGT, leyeron un documento en la céntrica Plaza de Mayo donde consideraron que «es urgente promover cambios para el futuro», con el fin de recibir respuestas a sus reclamos por parte de un Gobierno que «está encerrado en su propio laberinto».

La marcha fue convocada por los líderes del sindicato de camioneros Hugo Moyano y el gastronómico Luis Barrionuevo, integrantes del sector opositor de la CGT que el pasado 10 de abril lograron paralizar gran parte del país en apoyo a sus demandas.

Barrionuevo concluyó su intervención deseando que el gobierno de Cristina Kirchner «termine bien», aunque consideró que la situación del país «es difícil».

«Esperemos que termine bien. La situación es difícil pero vamos a ayudar a que termine el mandato» de la presidenta, manifestó el sindicalista, en referencia a las elecciones generales de octubre de 2015.

La marcha convocó a unas de 5.000 personas -según una fuente policial-, una cifra por debajo de la que suelen reunir estos sindicalistas.

«La verdad es que esperaba ver más personas, nosotros apoyamos a Moyano, pero creo que ya no tiene el arrastre de antes», dijo a la AFP, Gustavo Coria, un camionero de 43 años que viajó desde la periferia de Buenos Aires para apoyar a su sindicato.

«Están en la dirección equivocada, la Plaza de Mayo no es el lugar para reclamar por la seguridad pública», ironizó el miércoles el jefe de Gabinete (coordinador de ministros), Jorge Capitanich.

La lucha contra la pobreza también figuró en la agenda de la protesta luego que en abril surgió un fuerte debate sobre las estadísticas oficiales, cuando el gobierno suspendió la difusión de datos de pobreza alegando «severas carencias metodológicas».

«Políticos, presten atención. Somos el futuro», rezaba un enorme cartel ubicado detrás del escenario montado en la plaza de Mayo, en un mensaje que no sólo apunta al gobierno sino a la oposición que intenta desmarcarse de los dirigentes sindicales, con mala imagen entre los argentinos, según encuestas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios