Ataques con lacrimógenas en dos universidades de Barquisimeto

Casi de forma simultánea se registraron dos atentados con bombas lacrimógenas en el Instituto Tecnológico Universitario Antonio José de Sucre (Ituajs) y en la Universidad Fermín Toro (UFT), donde sujetos no identificados lanzaron los elementos desde vehículos en movimiento. Los hechos no registraron heridos ni la suspensión de actividades académicas.

El primer suceso se originó en el Instituto Tecnológico, en su sede ubicada en la avenida 20 con calle 12, aproximadamente a las 9:00 de la mañana, cuando personas que se movilizaban por la referida intersección arrojaron dos bombas hacia el estacionamiento que colinda con la entrada principal del recinto. Uno de los artefactos se activó, mientras que el otro quedó bloqueado en el sitio.

De inmediato se inició con el protocolo de seguridad de la academia, mediante la salida inmediata de la comunidad universitaria por la salida de emergencia ubicada en la carrera 21. Al mismo tiempo, algunos trabajadores se encargaron de desactivar la profusión de los gases a través de colocación del elemento en un tobo con agua. Las clases se suspendieron parcialmente en la mañana, pero retornaron con normalidad en horas de la tarde.

“Rechazamos este tipo de ataques porque vulneran nuestras actividades académicas. Solamente estamos acá para estudiar y cumplir con nuestro semestre. Esta es la segunda vez en un mes que nos sucede un hecho de estas dimensiones”, declaró el estudiante Luis Rodríguez.
Cabe recordar que un suceso parecido se registró hace un mes en esta universidad, cuando dos personas activaron dos bombas en el interior de la universidad. Los gases químicos ingresaron por las aulas y conductos de ventilación provocando desmayos en algunos docentes.

Ataque en la UFT

Posteriormente, a eso de las 10:00 de la mañana, sucedió otro ataque de las mismas dimensiones en la sede El Ujano de la UFT, donde sujetos lanzaron otras dos bombas desde un vehículo en movimiento.

El primer artefacto impactó contra la puerta externa y quedó activado en la calle de servicio de la avenida Hermann Garmendia; mientras que el segundo cayó en el jardín principal del recinto, ubicado al frente de la entrada del edificio.

“Estos ataques son perpetrados por grupos de choque vinculados con el Gobierno y bajo la anuencia de efectivos militares, ya que las bombas lacrimógenas son de uso exclusivo de los organismos de seguridad”, comentó el dirigente estudiantil Yohander Rodríguez”.

Asimismo, Raúl París Bruni, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UFT, declaró que “la universidad solicitará la presencia permanente de efectivos de seguridad. No suspenderemos actividades porque no apoyamos ninguna manifestación política”.

Este es el segundo ataque con bombas lacrimógenas en la UFT. El primero de ellos se registró el pasado 22 de mayo en la sede de Cabudare.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios