El pueblo está feliz comprando lo necesario, según el  viceministro Gil

Este jueves el Gobierno nacional continuó con la implementación del sistema captahuellas en la red de abastos públicos del país. En esta oportunidad le tocó el turno al Abasto Bicentenario de Plaza Venezuela en Caracas. Desde allí, el viceministro de Soberanía Alimentaria, Yván Gil aseguró que los venezolanos están felices a la hora de ir de compras.

“El pueblo está feliz comprando lo necesario”  dijo el funcionario quien celebró que en el lugar no  hubiesen las largas colas que se forman en las afueras de otros centros de compra del país y que además se lograra conseguir los productos de la cesta básica.

De las 35 cajas dispuestas con el sistema captahuellas, tan criticado por varios sectores económicos del país y los consumidores en general, 10 estarán disponibles para    el registro de  clientes.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios