Continúa paralizado comedor de la UPEL

Transcurre la segunda semana de clases en el Instituto Pedagógico Barquisimeto de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL – IPB) y la comunidad estudiantil no cuenta con servicio de comedor. En vista de esto, miembros del Bloque de Colectivos de Izquierda recogieron firmas a principios de semana y las consignaron este miércoles en la sede del ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y en el rectorado. La providencia es utilizada diariamente por un promedio de 2.250 jóvenes.

El problema inició días antes de comenzar las actividades, cuando el proceso de licitación no pudo ser concretado porque ninguna empresa se ofreció a trabajar en la academia con un costo de 60 bolívares la bandeja. Alegan que esa cifra no cubre los gastos operarios de la providencia, más aún por la inestabilidad de precios en los alimentos. Los institutos pedagógicos de Maracay y Maturín también se suman a la acción reivindicativa.

Marlin Castillo, representante del bloque izquierdista, informó que entre lunes y martes recolectaron 1.000 rúbricas. Subrayó que el servicio es indispensable para una gran cantidad de jóvenes de bajos recursos y que además viven en los municipios foráneos.

“Ya estamos viendo las primeras consecuencias de no tener la providencia. La primera de ellas es la baja matrícula que se ha presentado desde el inicio de las actividades y la segunda es la inminente posibilidad de deserción académica si se mantiene paralizado el servicio ”.

Explicó, que las propuestas de los jóvenes gira en un aumento de 150 bolívares, considerando el costo del precio de la bandeja para otras universidades: Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) 150 bolívares; Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) 120 bolívares; Universidad Nacional Experimental Politécnica (Unexpo) 170 bolívares; y la Universidad Central de Venezuela (UCV) 230 bolívares.

Infraestructura inadecuada

Por otra parte, Castillo denunció que el IPB no cuenta con un espacio acorde para disfrutar de la providencia estudiantil. Expuso que el espacio es reducido para la cantidad de jóvenes que comen a diario, sólo pueden estar en los espacios 150 estudiantes por tanda. También indicó que el recinto donde está el servicio cuenta con agudas filtraciones en los techos.

La universidad tiene una infraestructura de comedor en fase de ejecución desde el 2006. Sin embargo, problemas presupuestarios no han permitido la conclusión del proyecto de ampliación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios