Debut insuperable en las Grandes Ligas para Carlos Pérez

Para muchos debutar en Grandes Ligas es un sueño hecho realidad. Muchos se quedan en el camino a la espera de esa gran oportunidad. Pero el receptor Carlos Pérez no solo tuvo el chance de mostrarse en el mejor béisbol del mundo, y tampoco le bastó con ligar sencillo en su primer turno oficial, sino que coronó una noche mágica con un cuadrangular solitario en la parte baja del noveno episodio, para dejar en el terreno al rival.

El careta de los Angels de Los Angeles se convirtió en el criollo número 327 que ve acción en las mayores. Además es el primer jugador desde Miguel Cabrera (20 de junio de 2003) que batea jonrón para decidir el juego en su debut.

Pérez es el quinto pelotero criollo que debuta este año en MLB. Más temprano (el martes) el serpentinero Elvis Araujo había cumplido su estreno como el cuarto de la campaña y 326 de por vida.

Después del juego, la alfombra cerca del casillero de Pérez estaba cubierta de crema de afeitar y encima de su uniforme había par de pelotas históricas.

“Mi familia debe estar feliz”, dijo Pérez después del juego al periodista Alden González de MLB.com. “Estoy ansioso por hablar con ellos”.

Pérez no estaba supuesto a subir a Grandes Ligas tan pronto. Los Angelinos lo convocaron el lunes y designaron al veterano Drew Butera para asignación dado que Pérez atravesaba por un buen momento ofensivo con el Triple A Salt Lake y el titular Chris Ianetta, tenía apenas seis hits en 64 turnos al bate.

“No se hubiese podido planear mejor las cosas para este muchacho”, dijo el mánager de los Angelinos, Mike Scioscia. “Sonríe y con razón”.

Pérez es apenas el cuarto jugador en la historia y el segundo de la franquicia que conecta un jonrón de oro en su debut de Grandes Ligas. Los otros, además de Cabrera, son Josh Bard de los Indios de Cleveland y Billy Parker de los Angelinos.

“No puedo expresar lo que siento… Jamás olvidaré este momento”, dijo notablemente emocionado.

“Me tiró un lanzamiento rompiente de primera”, recordó Pérez. “No sabía que seguiría, pero me dije que debía mantenerme agresivo”.

Scioscia premió a Pérez tras su gran noche y en el siguiente juego también aparecía en el lineup titular.

El criollo pasó a los Angelinos en un canje con los Astros en noviembre en el que Hank Conger fue enviado a Houston a cambio del joven abridor Nick Tropeano.

Pérez siempre se ha destacado por su brazo y los Angelinos lo vieron progresar en otros aspectos de su defensa en la pretemporada.

El martes, lo pusieron a trabajar con Garrett Richards, cuyos pitcheos se encuentran entre los más difíciles en el béisbol para manejar un catcher. “Está listo para este reto y tuvo muy buena jornada esta noche”, dijo Scioscia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios