Rafael Esquivel a ejercer su derecho a la defensa

El dirigente venezolano Rafael Esquivel, suspendido de su cargo como presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) tras su detención en Suiza por presuntos actos de corrupción y blanqueo de capitales, designará este lunes a los abogados que le representarán en el ejercicio de su derecho a la defensa en el proceso judicial del que es objeto.

Esquivel, de 68 años de edad, se encuentra detenido en condición “estable” según lo expresado por su hermano Luis Esquivel a medios capitalinos, tras haberse declarado inocente de acusaciones formuladas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Entre dichas acusaciones se cuenta el haber recibido 2.7 millones de dólares por las empresas Traffic y Fullplay por derechos de transmisión de la Copa América Venezuela 2007 y otros eventos.

Al dirigente de origen español y asentado desde hace más de dos décadas en Porlamar, isla de Margarita, donde incluso se construyó la sede del Centro Nacional de Alto Rendimiento (CNAR) para las selecciones nacionales de las disciplina, también se le atribuyen tres propiedades con un valor estimado en 483 mil dólares en el estado de Florida, según una publicación del diario The Telegraph de Inglaterra.

En su ausencia, Laureano González pasó a ser el presidente de la FVF e intervino en los comicios en los que fue reelecto el cuestionado suizo Joseph Blatter al frente de la FIFA para el período 2015-2019, tras una primera vuelta en la que superó por 133-73 al príncipe Alí de Jordania, un proceso del que se había retirado días atrás el exfutbolista portugués Luis Figo por “falta de transparencia”.

A pesar de la grave crisis que atraviesa el fútbol latinoamericano, a raíz de la pérdida de confianza en quienes rigen los destinos de la Conmebol (América del Sur) y la Concacaf (América del Norte, Central y el Caribe), la dirigencia balompédica en cada país intenta seguir adelante.

No obstante, en buena parte de estos países, en paralelo, la justicia ordinaria ha iniciado investigaciones particulares contra dirigentes y exdirigentes, a la luz de los últimos acontecimientos y después de que mandatarios y líderes políticos hayan hecho pública su posición.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios