Al menos 150 muertos por explosión e inundación en Ghana

La cifra de muertes por la explosión de una gasolinera en la capital de Ghana y por las inundaciones en el país aumentó a 150 personas, dijo este jueves el presidente de la nación.

Decenas de personas buscaron refugio en la estación de venta de combustibles y en negocios cercanos en Acra para escapar de lluvias torrenciales en el momento que ocurrió el estallido la noche del miércoles. La inundación arrastró gasolina de los depósitos de la estación hacia un incendio cercano, detonando la explosión que además quemó edificios vecinos, señalaron funcionarios.

La nación del occidente africano observará tres días de duelo con banderas a media asta, y el gobierno asignará aproximadamente 12 millones de dólares para operaciones de ayuda y para reparar infraestructura dañada, dijo el presidente John Dramani Mahama a periodistas antes de dirigirse a una reunión de emergencia.

El presidente no pormenorizó las cifras, pero el nuevo total al parecer incluye a los muertos por la explosión, quienes se ahogaron tratando de escapar de las llamas y a otros que se ahogaron en diversas partes de la ciudad.

Imágenes de la televisora nacional transmitidas a primera hora de este jueves mostraron cadáveres amontonados en la parte trasera de una camioneta y otros cuerpos calcinados atrapados en medio de los escombros. Edificios cercanos que estallaron en llamas ardieron durante la noche mientras el agua que rodeaba la zona obstaculizaba las labores de rescate.

 

Es probable que las muertes intensifiquen las críticas al fracaso del gobierno para mejorar la infraestructura del país. Aunque los aguaceros ocurridos esta semana han sido especialmente dañinos, las lluvias fuertes en junio no son inusuales; no obstante, el sistema de drenaje de Acra sigue siendo inadecuado.

La zona donde ocurrió la explosión es una sección muy transitada en el centro de Acra, en donde existen varios bancos, oficinas y residencias. Varias centrales de autobuses conectan la zona con el resto de la ciudad.

En todo Acra, los conductores atrapados por la inundación abandonaron sus autos en las calles. El Ministerio de Educación ordenó el jueves que los niños que aún no habían ido a la escuela permanecieran en sus casas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios