Trasladarse de Carora a Barquisimeto es un desafío

Movilizarse a la capital del estado Lara desde los otros poblados que conforman la entidad, se ha convertido en una lotería diaria para muchos de los usuarios que se benefician de este servicio. Así me comentó una dama con quien conversé en el Terminal de Pasajeros de esta ciudad y que toma la ruta Carora – Barquisimeto con frecuencia: “Hay días en que funciona con normalidad, por ejemplo hoy de venida me fue bien. Pero la semana pasada y la antepasada estuvo difícil. Un día duré cuatro horas esperando para poder venir para acá para Barquisimeto”. Vía Twitter, @georgepineapple también ha pasado por eso. Me cuenta que a veces tiene que esperar hasta dos horas haciendo cola, en espera de una unidad. “Yo que vivo en Carora y trabajo en Barquisimeto, se me hace muy difícil poder trasladarme”. La causa principal de este problema es la misma que nos tiene a todos en zozobra: la escasez, en este caso de repuestos para vehículos. Un conductor de la línea Cooperativa 109, que trabaja entre ambas poblaciones, me informó que hay muchos carros que están parados, pues sus dueños no han podido conseguir piezas como baterías y cauchos. Así se perjudican no solamente los pasajeros sino también familias enteras que dependen de este puesto de trabajo para poder subsistir.

Cuando el tiempo apremia y no hay cómo trasladarse, a muchos no les queda más opción que tomar un carro pirata, que suelen cobrar más de lo justo, aprovechándose de la necesidad de la gente. Otros usuarios consideran que el precio actual de los pasajes (Bs. 115 en autobús y Bs. 300 en carrito) de por sí es muy alto.

La historia se repite en cuanto al traslado hacia y desde otras ciudades. El transporte público es otro de los retos que los larenses debemos enfrenar cada mañana. Hay mucho que mejorar: “rutas” que no utilizan las paradas sino que se detienen en plena vía; conductores que no respetan las leyes de tránsito; pasajeros que se le colean a los demás en las paradas. Señores, les hago un llamado a todos: pongamos de nuestra parte. Si nos quejamos de las irregularidades de los demás, empecemos nosotros por actuar en orden y con respeto.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios