Sin estudio el instrumento no suena (Fotos)

[email protected]

Niños y representantes llegaron puntuales a su cita con el jazz. A las 9:00 de la mañana, el Salón Doral II de Lidotel estaba repleto. El taller de jazz para niños, a cargo de Norbelis Lameda, estaba por iniciar. Grandes y pequeños estaban ávidos por aprender.

Lameda, trompetista y directora de Pandijazz, presentó, uno a uno, los instrumentos que se utilizan para dar vida al género universal. El elenco de Pandijazz, los tocó.

La audiencia, alegre y entusiasmada, cantó, aplaudió y se movió al son del jazz. Varios niños se atrevieron a improvisar; los vítores pintaron el festín.

Los instrumentos parecían modelar ante los presentes. La proyección de unas diapositivas que daban cuenta del ejecutante más sobresaliente del mundo, acompañó la exposición de los infantes.

“El jazz es un género musical, parte de un movimiento que nació en Estados Unidos”, dijo Lameda.

Así, cada miembro de Pandijazz pasó y habló sobre la batería, el bajo, el piano, la guitarra eléctrica, la trompeta, el saxofón, el clarinete y no podía faltar la voz.

Con el carisma que caracteriza a los pequeños, continuaron las exposiciones de los instrumentos, esta vez de aquellos algo más tradicionales, que se han anexado con el tiempo, a propósito de las fusiones con la música latinoamericana.

En esta parte de la charla los pequeños artistas disertaron sobre el xilófono y el bongó.

¿Qué se necesita  para tocar jazz?

Esa fue la pregunta que reflexionó la profesora Norbelis.

-Muchas ganas, querer aprender, practicar para hacer buena música, disciplina, estudiar, estudiar y estudiar, sin estudio el instrumento no suena. Ser muy creativos porque en el jazz se utiliza muchísimo la improvisación.

La improvisación, dijo, es una de las características más importantes del jazz, tiene que ver con la rítmica, melodía y armonía.
De esta manera, el público aprendió a hacer ritmo, improvisó melodías y supo de la armonía.

Concierto

Luego del taller, Pandijazz se preparó para sus presentaciones a sala llena.

El periodista José Rafael Colmenares presentó la banda.

“Estamos en la presencia de grandes músicos o melómanos; estos talleres van nutriendo la sociedad jazzística. El jazz es un género complejo, sin embargo, “La Beba” Lameda, con su pedagogía, ha sabido cultivar en estos niños el amor por el jazz, aquí está la generación de relevo”.

Seguidamente se presentaron Pandijazz Kids y Pandijazz, con un repertorio que se paseó por los clásicos del jazz y versiones de temas modernos.

Es de recordar que la agrupación nació en 2011 y es la única banda infantil de jazz del país.

La Fundación Festival Internacional de Jazz de Barquisimeto hizo posible esta actividad en ocasión de su décima edición.

El Festival ha sido uno de los grandes promotores de Pandijazz, bajo la premisa de inculcar este género musical en la formación inicial de los artistas.

Hoy la cita es en EL IMPULSO

Hoy jueves 3 de septiembre, a las 6:00 de la tarde, la Sala Alternativa Juan Carmona del diario EL IMPULSO, recibe a la agrupación Margarita Urbana.

Su propuesta artístico musical

une diversos estilos e involucra conceptos del jazz y sus múltiples lenguajes como el soul, Latin-Jazz, World Music, así como también los géneros tradicionales venezolanos y suramericanos, obteniendo como resultado una identidad fresca de sonoridad urbana.

La banda está conformada por Carlos “Macanao” Narváez, compositor, arreglista y guitarrista, Mauricio Peña, compositor, arreglista, pianista y tecladista, Héctor “Pollo” Bellorín, saxofonista, Argenys Carmago, arreglista y bajista de origen cubano y por Sergio “Gato” Gallardo, compositor, arreglista, multi-percusionista, directo del grupo.

La entrada es libre. Cupos limitados.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios