Vapuleados

Alejandro Reyes |
[email protected]

La ofensiva de Tigres de Aragua vapuleó al pitcheo local en los tres primeros episodios para quedarse con la victoria, 13-7, frente a Cardenales de Lara, en choque disputado en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

Las 13 rayitas del conjunto visitante llegaron en las tres primeras entradas de un compromiso que tomó un solo rumbo desde el inicio.

Yoanner Negrín no trajo nada en la bola. El antillano apenas pudo sacar un out en la primera entrada, antes de salir castigado con cinco anotaciones.

El descontrol fue el principal enemigo del escopetero diestro, luego que en su breve estadía en el montículo otorgó par de bases por bola y golpeó a dos rivales, además de tolerar tres indiscutibles.

Tras la pésima presentación, Negrín dejó su efectividad en 6.19 en ocho aperturas y cargó con su cuarto revés de la temporada.

Osmer Morales, de gran actuación en sus presentaciones previas, tampoco pudo hacer el trabajo de mantener a raya a la ofensiva bengalí. El joven tirador derecho permitió tres rayitas más y apenas pudo completar una entrada.

Durante su labor tuvo problemas para ubicar la bola en zona de strikes y tres pasaportes complicaron su trabajo. El novel relevista aceptó dos hits.

El otro que no pudo cumplir con la encomienda del mánager Luis Dorante fue Carlos Misell, con actuación de 1.2 innings, cinco carreras limpias, tres hits, incluido un largo cuadrangular de dos carreras de Guillermo Quiroz, una base por bolas y un ponche.

Rómulo Sánchez logró frenar a los bates de Aragua, con tres buenos episodios en blanco en los que apenas permitió un indiscutible. Siguieron labores efectivas de Luis Piña y Johndaniel Medina, pero la reacción de Cardenales no se completó en los tramos finales.

La ofensiva larense mantuvo el buen ritmo. De hecho, los 13 indiscutibles superaron los 12 conectados por el ataque de Tigres de Aragua.

Las dos primeras anotaciones llegaron en el primer y quinto episodio, mientras en el cierre de la séptima entrada se coronó un racimo de cuatro carreras, con dobletes productores de Rubi Silva y Elvis Escobar, además de los elevados de sacrificio de Ildemaro Vargas y Jairo Pérez.

El triunfo se lo acreditó el foráneo Marcus Walden, con una buena labor de seis entradas en las que toleró par de rayitas. Su línea de trabajo incluyó siete hits, además de un boleto y un ponche. Tayron Guerrero se complicó en el séptimo al permitir cuatro carreras, mientras Renee Cortez y Jean Granado se encargaron de sacar las dos última entradas.

Este jueves Cardenales busca la segunda victoria en el arranque de la segunda mitad del torneo, cuando recibe en casa a Águilas del Zulia a las 7.30 de la noche.

Foto:  Juan Brito

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios