Antisocial abatido tres horas después de asesinar a un padre y sus dos hijos

Angélica Romero Navas/Foto: Ángel Zambrano |

Carlos Alberto Virgüez Suárez (29) llegó este sábado a las 3:30 de la tarde a la casa de la familia Nieves en la esquina de la carrera 3 con calle 3 de Barrio Unión. Sorprendió al señor Hugo Enrique Nieve (54) cuando veía televisión con sus tres hijos de 17, 14 y 8 años de edad.

Les preguntó por un hombre llamado Elías y como no estaba le dijo al menor de los hermanos Nieves que se volteara. El sonido de tres disparos lo aturdió: el hombre había acabado con la vida de su papá y sus hermanos.

En el momento en que huía del lugar un funcionario de la Guardia Nacional, quien es sobrino del señor Nieves, lo vio y lo persiguió. El pistolero corrió hasta el barrio El Triunfo, intentó ingresar a una vivienda pero la puerta estaba cerrada, siguió su paso y se encontró con motorizados de la Policía de Lara quienes casualmente iniciarían el operativo policial de fin de semana, les disparó y aceleró su paso hasta que logró entrar a una residencia familiar frente al estadio Las Playitas.

En la casa estaban tres adultos mayores. El sujeto los sacó de la vivienda y se apoderó de ella.

Tres horas de acción

Las tres horas siguientes fueron de una guerra entre el antisocial y las comisiones de Polilara, Guardia Nacional, Policía Nacional Bolivariana y Cicpc. Todo esto a la vista de cientos de personas que desde lejos veían la escena, semejante a la de una película de acción.

Efectivos invitaron al antisocial a dialogar, le pidieron que se entregara pero él se negaba; al contrario, les respondía a tiros. Cargaba dos pistolas y dos cargadores tipo  superpeine, equivalente a 64 proyectiles.

Fuera de la vivienda tomada por el delincuente estaba una mujer, quien manifestó ser la expareja. Él les envió un mensaje de texto a su papá y a su mamá, pidió la presencia de un fiscal de Derechos Fundamentales y también ropa.

La mujer le llevó una pantalón y una franela. Un grupo de policías pudo entrar a la vivienda, el hombre estaba refugiado en el baño, le pasaron la ropa por la separación que había entre la puerta y el piso. Uno de los uniformados comenzó a orarle y a pedirle que cesara el fuego, pero según el relato de los policías “estaba endemoniado” y continuó descargando sus armas. Los efectivos tuvieron que salir.

Fue necesaria la presencia de la Brigada de Acciones Especiales del Cicpc (BAE) para neutralizar al homicida.

A las 6:02 de la tarde fueron detonadas dos granadas que tienen una carga de gas incapacitante.

Pasaron tres minutos y sonaron tres detonaciones de arma de fuego, y quince minutos después, se produjerron otras cuatro detonaciones.

Enseguida los funcionarios trasladaron en una patrulla a Carlos Alberto Virgüez Suárez al Hospital Antonio María Pineda, falleció al poco tiempo. El occiso estaba residenciado en Santos Luzardo, no tenía entradas policiales. Su mamá le gritaba “asesinos” a los policías cuando llegó a la morgue. Estaba desconcertada, manifestó que no podía entender cómo ni por qué su hijo había hecho eso.

¿Quién es Elías?

Una hija del señor Nieves fue quien relató los hechos. Aunque ella no vio, sólo supo lo poco que le contó su hermano de ocho años. El niño está tan impactado que casi no habla.

Ella asegura que son parientes de Elías, el sujeto al que el criminal andaba buscando.

Elías sí vive en esa casa pero para ese momento no estaba, el hombre es un exfuncionario de la Guardia Nacional, dijo que hace años lo botaron de ese organismo.

Al consultarle el motivo del problema entre Elías y el criminal, se quedó callada.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios