Margarita detiene a Navegantes del Magallanes

Archivo |

Después de fallar en un séptimo episodio en el cual manejó situación de tres en bases con un out, los Bravos de Margarita dieron finalmente los batazos para liquidar a los Navegantes del Magallanes y quebrarles la cadena positiva, al vencerlos por 6-5 en un compromiso con buen público y aroma de postemporada, disputado en el estadio Nueva Esparta de la región insular.

Así las cosas, los margariteños dejaron en seis la seguidilla de triunfos de los eléctricos y descontaron un juego en la lucha por el primer lugar de este segunda vuelta.

El joven Junior Sosa, que la noche previa había sido villano por cometer un error que le dio la victoria a los magallaneros, esta vez se colocó traje de héroe, al conectar un hit por el centro del campo que desempató el compromiso cuando se jugaba el octavo episodio. Un turno más tarde, Thomas Neal largó otro petardo que fletó la sexta y última de Margarita, la que a la postre marcó diferencias en el resultado final.

Un dato curioso es que Sosa no estaba en la alineación titular de Bravos, pero entró forzado en el séptimo para correr en primera por José Osuna, quien salió expulsado al protagonizar una reyerta con el lanzador Bruce Rondón.

El conjunto dirigido por Henry Blanco abrió la pizarra en el segundo, tras doblete corridos de Henson y Cáceres, pero la nave respondió con tres en el tercero para colocarse al frente. En esa entrada, los magallaneros anotaron la primera gracias a un pasbol de un descontrolado Luis Chirinos, mientras que luego “Goyito” Martínez y y Lissón respondieron con sencillos remolcadores.

El encuentro se volvió un toma y dame, porque Magallanes hizo una en el cuarto para ponerse 4-1, pero Margarita replicó con dos en el mismo capítulo para reducir la brecha. En el quinto, la tropa insular marcó otra, con elevado de sacrificio de Valera, para nivelar la pizarra y tomar impulso para el “arrebatón” final.

Tras un intercambio de golpes entre Osuna y Rondón, Margarita montó una amenaza en el séptimo al llenar las almohadillas, pero Mijares, con su experiencia de grandeliga, se las arregló para dominar a Durán y Henson.

Parecía repetirse la historia de la noche previa, cuando también despedició una situación de bases congestionadas y terminó perdiendo, pero esta vez contó con un Sosa que, en gran turno, venció en el duelo a Mijares para darle un hit que le dio la ventaja a los suyos en el octavo, antes de que Neal clavase la estocada con otro indiscutible que empujó a Yorman Rodríguez.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios