Conmemoraron muerte de Hugo Chávez

María Alessandra Matute | Cortesía Miraflores |

«Las oligarquías deben respetar nuestras revoluciones», y de no hacerlo «hay otras formas de lucha».

Así lo afirmó el presidente de Bolivia, Evo Morales, en cadena nacional, durante su intervención en el foro Chávez: líder del siglo XXI, unidad latinoamericana y caribeña, realizado este sábado en el Teatro Teresa Carreño.

Invitados por Nicolás Maduro, al acto también acudieron los presidentes de El Salvador y Nicaragua, Salvador Sánchez Cerén y Daniel Ortega, quien declaró que «Estados Unidos le declara la guerra a Venezuela» al renovar el decreto Obama, y que esto «es tan grave como el bloqueo que le tienen a Cuba».

Las expresiones políticas se dieron en el contexto de los actos conmemorativos de los tres años de la muerte de Hugo Chávez, para lo cual el gobierno nacional marcó una agenda que concluyó en el Cuartel de la Montaña con el sobrevuelo de aviones Sukoy por los cielos caraqueños.

En este marco, el primer mandatario nacional aseguró ante una concentración de simpatizantes en las adyacencias de la tumba del líder fallecido que “aquí está el pueblo venezolano listo para seguir luchando por la verdadera independencia y libertad (…) Venezuela continuará la senda de la revolución bolivariana“.

El diputado Diosdado Cabello, aseguró por su parte que los militares y el resto del país «están unidos de manera cívico-militar, perfectamente engranados». Además, arremetió contra la Asamblea Nacional, único poder independiente del chavismo, al que calificó como «herramienta de conspiración unida al imperialismo», desde donde «intentan sacar al presidente Nicolás Maduro».

«Esa Asamblea va a caer, así como va a caer el capitalismo que va a entrar en crisis», advirtió Diosdado Cabello, también en cadena nacional.

Resonancia

En concordancia con la agresión verbal del ex presidente de la Asamblea Nacional, en la mañana de este sábado las paredes del Palacio Federal Legislativo fueron rayadas con grafitis de odio.

Hampa grafitera

La situación la denunció el actual presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, a través de su cuenta en Twitter. Aseguró que el daño patrimonial, por tratarse de un edificio histórico donde funciona una institución pública, fue producido por un grupo de motorizados identificados con el proyecto revolucionario.

«Hampa grafitera chavista encapuchada, armada en 20 motos alta cilindrada con parrilleros dañan Palacio Legislativo patrimonio histórico», escribió el opositor.

Así mismo, Ramos condenó la celebración al considerarla un despilfarro. «¿Cuánto le cuesta a nuestro pobre país sin comida ni medicinas, ni agua, ni luz, los funerales y los «ilustres» visitantes?», se preguntó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios