Brasil también se acerca a Jordania

Carlos José Méndez | Luis Salazar |
CAMPEONATO SURAMERICANO DE FUTBOL FEMENINO JUEGO BARSIL VS COLOMBIA EN EL ESTADIO METROPOLITANO .FECHA 14/03/2016 .FOTO LUIS SALAZAR

Aunque no mostró el “torrencial” juego de ataque exhibido en la fase de grupos, la selección de Brasil dispuso 1-0 de Paraguay, gracias a un “regalito” de la portera guaraní, para dar un paso gigante en su propósito de tomar uno de los tres boletos al Mundial Jordania 2016 que reparte el Suramericano sub17 de fútbol femenino, en disputa actualmente en el estadio Metropolitano de Cabudare.

Un disparo desde unos 35 metros de Angelina Alonso, volante de primera línea, provocó el único gol del compromiso, a la altura del minuto 58, y salvó los muebles para unas brasileñas que no tuvieron brillo ni peso en ataque como de costumbre, en parte por el buen desempeño defensivo de las paraguayas.

Para fortuna de las amazónicas, la arquera de la albirroja, Natasha Martínez, volvió a fallar con otra pelota aérea, como lo hizo al final de la fase anterior con un disparo de la venezolana Daniuska Rodríguez. Esta vez erró en el intento de puñetear y sacar el balón por encima del travesaño, ante el disparo de la brasileña Alonso, y, en cambio, mala ejecución técnica, lo introdujo en su propia red.

Después, Brasil gozó de un puñado de ocasiones, ya con Paraguay jugado en ataque en busca del empate, pero falló una y otra vez en la puntada final y terminó con la victoria por la mínima diferencia, que igual le vale unos importantísimos primeros tres puntos.

Brasil puede sellar su clasificación el jueves -al igual que Venezuela- si vence a Colombia y la Vinotinto doblega a Paraguay. En ese escenario, venezolanas y brasileñas estarían en la cita mundial con seis puntos, a la espera del tercer clasificado entre guaraníes y colombianas.

El partido se jugó con mucho cálculo y cabeza fría, con ambos elencos cuidadosos en no dejar desguarnecida su retaguardia, razón por la cual atacaban con poca gente.

Por ejemplo, Paraguay, que había tenido partidos con tres atacantes, esta vez apostó a dos delanteras de entrada. Jéssica Martínez y Dahiana Bogarín, y estuvieron muy solas en el trámite del compromiso. Brasil, en tanto, disminuyó su fuerza en ataque y frenó un poco a las laterales, por el temor de que la peligrosa Martínez encontrase un hueco para hacer daño.
Por esa razón, hubo pocas emociones hasta el momento del gol.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios