Ministerio no atiende necesidades del Pediátrico

María Fernanda Peñalver/Foto: Archivo |

El Hospital Universitario Pediátrico Agustín Zubillaga (Hupaz), no escapa de las vicisitudes que agobia a la salud venezolana, pero la falta de atención por parte del Ministerio correspondiente vuelve más crítica la situación.

Desde hace un mes el centro médico se quedó sin ascensores. De tres elevadores que tienen, ni uno estaba en funcionamiento. Pablo Sepúlveda, presidente de Fundasalud, explicó que en enero del 2015 el Ministerio había asumido el compromiso de realizar las reparaciones necesarias, pero hasta la fecha no se hizo.

Una inversión cercana a los tres millones de bolívares será realizada por la gobernación del estado Lara para lograr que uno de los ascensores vuelva a funcionar, tomando en cuenta la gran importancia que estos tienen a la hora de trasladar a los infantes de un piso a otro, especialmente luego de alguna intervención quirúrgica.

De igual forma Sepúlveda informó que otros 5 millones se habían destinado para la reparación de dos de los aires de los cinco pabellones con los que cuenta en el Hupaz.

“La realidad presupuestaria tanto de la gobernación como del hospital a veces limita poder resolver todo de manera inmediata, sin embargo esto se ha comunicado al Ministerio. El doctor Ruy Medina se encarga de enviar mensualmente las necesidades que se tienen. Existe una lista larguísima de obras que han sido iniciadas por el Ejecutivo Nacional y no se han concluido”, expuso el presidente de Fundasalud.

También hizo referencia al problema que se ha estado presentando en relación a las tomas de oxígeno, que de un momento a otro podrían dejar de funcionar, ante esto el vocero aseguró que ya se está haciendo la reparación correspondiente, siendo un tema delicado debido a que afectaría a los niños recluidos en cuidados intensivos.

Durante el encuentro con los medios, el director del Hupaz, Jorge Gaiti, enfatizó que desde que inició el año se ha tenido problema con el presupuesto, pero ahora la crisis ha sido peor debido al alto costo que han adquirido los insumos y medicamentos. “Las instituciones dependientes del estado han estado contribuyendo”, dijo haciendo referencia al espacio vacío que ha dejado el Ministerio de Salud.

Resaltó el hecho de que actualmente el hospital pediátrico ha estado recibiendo más pacientes de lo normal, precisamente porque anteriormente algunas enfermedades podían ser tratadas en los hogares, pero ahora al no contar con las medicinas, las patologías evolucionan y los representantes se ven en la obligación de acudir a los centros de salud para evitar un desenlace negativo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios