CIDH: El país tiene grandes desafíos en el acceso a la información

Juan Carlos Salas | Foto: Archivo |

El relator especial para la Libertad de Expresión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza, realizó una visita académica de solo 48 horas a nuestro país y aprovechó la oportunidad para reunirse con distintas organizaciones defensoras de derechos humanos, a fin de conocer la realidad de nuestra nación en esta materia.

El funcionario del organismo hemisférico, asimismo se reunió con representantes de la Asamblea Nacional, para conocer el proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública y posteriormente realizar una serie de recomendaciones que podrían fortalecer el texto jurídico.

“Vimos a Caracas a trabajar con las universidades, con las organizaciones de la sociedad civil e incluso entregamos una nota técnica a la Asamblea Nacional, porque queremos con absoluta relevancia que Venezuela avance y se sume a los países de la región que tienen leyes para garantizar el acceso a la información pública a todas y todos los venezolanos”, precisó.

Precisó que 22 países de la región tienen leyes de acceso a la información pública, lo que a su juicio ayuda a la profundización de la democracia y además a garantizar efectivamente el derecho humano universal a la libertad de expresión e información.

“Venezuela tiene un rezago de una década en este sentido, y ahí la trascendencia de que finalmente se garantice este derecho. Toda persona tiene derecho a que se garantice su acceso a la información en poder del Estado, sin la necesidad de explicar la motivación para la cual necesita acceder a esa información. Es un derecho universal, protegido por el artículo 13 de la Convención Universal de Derechos Humanos, pero la realidad indica que los últimos años en Venezuela se ha establecido una serie de obstáculos para ejercicio del derecho a la información pública”, dijo.

Advirtió sobre algunas sentencias emitidas por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que han creado una jurisprudencia restrictiva, lo que cual a su juicio, es una situación sumamente negativa en materia de acceso a la información.

“En esta jurisprudencia por ejemplo se pide motivar el acceso a la información, no pedir información de forma excesiva porque puede paralizar a la administración pública, excesivas restricciones legales y secretos vinculados a la seguridad nacional y otras restricciones que son interpretadas de forma amplia y ambigua anulando el principio general de acceso a la información”, puntualizó.

Derecho práctico

El Relator precisó que la Ley de Acceso a la Información debe ordenar las referidas situaciones estableciendo las garantías que permitan que el derecho se práctico y no se quede únicamente plasmado en la teoría.

“El retraso que tiene Venezuela con respecto a la Ley de Acceso a la información por una parte es positivo, ya que le permite elaborar un texto tomando en cuenta los proyectos de los 22 países que ya la tiene y generar una normativa novedosa”, opinó.

Al ser consultado si ya conocía a profundidad el proyecto de Ley que actualmente discute el parlamento venezolano, Lanza expresó que ha leído la propuesta y aprovechó para hacer una serie de recomendaciones que serán dadas a conocer por las organizaciones que promueven la iniciativa legislativa.

Con respecto a los beneficios que podría traerle al ciudadano común una Ley de Acceso a la Información Pública, argumentó que con ella se profundiza la transparencia de los gobierno, lo que se traduce en beneficios para los ciudadanos.

“El acceso a la información pública es un derecho obviamente que exigimos para satisfacer el derecho individual, pero sobre todo tiene un carácter instrumental muy potente y muy importante, es crítico para el control de la gestión pública por parte de los ciudadanos, no hay que olvidar que estamos en sistemas democráticos representativos y eso lo promueve la Constitución venezolana y los pactos internacionales que ha suscrito Venezuela”, dijo.

Sostuvo que también es importante la Ley para protección y el cumplimiento de los otros derechos fundamentales, “para saber si se está cumpliendo con el derecho a la salud, con el derecho a la alimentación, es clave poder acceder a la información en esos campos y esto se hace a través de estas leyes”.

Finalmente, el funcionario del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, exhortó a los venezolanos a que apoyen esta ley y se unan a naciones como México y Chile que han sido ejemplos con sus leyes de acceso a la información pública.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios