Fraisa Codecido: “Se mantiene la calidad a pesar de las dificultades”

María Fernanda Peñalver | Foto: Archivo |

“El lema de la Unexpo es aprender haciendo, y se espera que esto no se pierda”, dijo Fraisa Codecido, vicerrectora académica de dicha institución.

Nuevamente el problema presupuestario hace de las suyas en otra universidad, y es que este importante recinto del saber no está exento de las desdichas que tiene la academia venezolana.

“Todos los problemas que se tienen influyen en la parte académica, pero no significa que se pierda la calidad. Aquí las prácticas no se pierden, si acaso se pueden fusionar, pero jamás se dejan de hacer”, explicó la autoridad quien indicó que ciertamente, al tratarse de una universidad experimental, tanto laboratorios como talleres deberían estar perfectamente dotados.

La Unexpo se basa no solo en la creación de equipos, sino también en la investigación de nuevos proyectos. Esta casa de estudio busca además de la excelencia, ser un gran aporte para el país, brindando herramientas en diversos aspectos, así lo explicó Codecido “se tiene ingeniería rural en la que se estudia lo agroalimentario, que hoy en día es muy importante. También está mecatrónica, que funciona para la medicina, creando prototipos para innovar en la salud y elementos artificiales”.

En cuanto a cómo se mantiene una universidad que es en gran porcentaje dependiente de las prácticas, sin tener un presupuesto destinado para este concepto y con la ausencia de muchos materiales por la situación del país; se dio a conocer que básicamente “se vive del trueque y de la caridad”.

Los intercambios llegan a ser sumamente comunes, en donde el talento humano es lo que se tiene para ofrecer. Por otra parte, se sobrevive por la misericordia de algunas empresas, que gracias a la responsabilidad social, ayudan a la Unexpo dotándola de ciertos insumos, siendo parte del equipo que evita que las prácticas se paralicen.

“Le quito a una máquina y le pongo a otra para repararla”, también es un nuevo método empleado para seguir trabajando; teniendo en cuenta que hay piezas para reparar algunos equipos que no se consiguen en el país o que tienen elevados costos.

La vicerrectora académica insistió en que la Unexpo no ha perdido su calidad, pero no pudo negar que se tienen muchas necesidades. “Si el ministerio y la OPSU apostaran por la mejora de las universidades, no cabe duda de que el politécnico ocuparía los primeros lugares; que lo sigue haciendo, porque es todo un equipo que quiere mantener el estándar, pero que sin duda alguna se tendría una ventaja enorme. La cantidad de proyectos quizás sean menores, pero la calidad no disminuye”, concluyó destacando Codecido.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios