Guaros de Lara consigue el cetro Mundial

Francisco Javier Vega/Enviado especial / Foto: Cortesía Guaros de Lara |

Frankfurt, Alemania.- Los Guaros de Lara se adjudicaron la Copa Intercontinental FIBA 2016 de baloncesto para convertirse en campeones del mundo a nivel de clubes, al someter al Fraport Skyliners de Alemania en su propio feudo, el Fraport Arena, con pizarra de 74-69.

La labor combinada del escolta Zach Graham –Jugador Más Valioso- con 19 puntos y el alero Damion James con 17, además de las “pequeñas cosas” aportadas por los criollos Heissler Guillent, Néstor Colmenares, Windi Graterol y Luis Bethelmy en los momentos más trascendentales del último parcial, entre rebotes, defensa, robos de pelota o cestas claves, permitieron a los crepusculares sacudirse la ventaja que tenían los locales y quedarse con el cetro.

Guaros logró así el octavo título internacional para el baloncesto de clubes de Venezuela en su historia y además el segundo para su repisa, tras la Liga de las Américas FIBA 2016, al convertirse en sucesor del Real Madrid de España en la lista histórica de este torneo que se ha jugado desde 1966 en distintas etapas y bajo diferentes denominaciones y en cuya lista de Jugadores Más Valiosos, Graham se une a fichas de la talla de Michael Jordan, Larry Byrd, Earvin “Magic” Johnson, Tim Duncan o Clyde Drexler.

 

Parejo y movido

Los Guaros abrieron con Heissler Guillent, Zach Graham, Damion James, Néstor Colmenares y Gregory Echenique y los anfitriones lo hicieron con Markel Starks, Quantez Robertson, Stefan Ilzhofer, Mike Morrison y Nicklas Kiel. Los larenses se repusieron de una desventaja de cuatro puntos (9-5) con un 10-0 (15-9) en el que Graham aportó seis unidades. Anotó 11 de sus 19 en esos diez minutos para guiar a Guaros a la ventaja, 19-16.

En el segundo parcial, los dirigidos por el coach español Iván Déniz lucieron “más espesos” y se les notó más el hecho de que apenas acumulaban un par de semanas de trabajo. Se cerró el aro contra la zona, el rival supo correr mejor al contraataque y sus pérdidas ni siquiera tuvieron un efecto para despertar a los venezolanos, que resignaron el dominio de la pizarra. Fraport se iba a los camerinos arriba, 39-32.

 

James se enciende

Damion James, anecdótico y errático hasta ese punto, despertó con 10 de sus 17 puntos en el tercer parcial, el equipo comenzó a jugar para alimentarlo y Guaros se notaría más cómodo, al entender que sin utilizar siempre a sus grandes podía marcar diferencias, dada la dependencia de los alemanes por sus foráneos y la juventud de sus hombres de pintura. Así, Fraport llegó al último parcial con ventaja de sólo un punto, 52-51.

En el último cuarto, un canasto doble de Colmenares le dio ventaja a los larenses (64-62) a falta de 2:56. Un triple de Guillent le dio ventaja de seis (70-64) con 46 segundos en el reloj. Pese a un error en el saque lateral que le devolvió la bola al Fraport tres puntos abajo (70-67) con 24.3 segundos por jugar, Guaros evitó una debacle gracias a un robo de pelota de Graterol y selló su triunfo ante la impotencia de los locales, que pese a ellos se marcharon por su público, que lo apoyó con cerca de 4.500 presentes y vestidos de azul.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios