Mercal no cumple con distribución de comida

Mariángel Massiah/Foto: Juan Brito |
COMUNIDAD CERCANA A BOBARE SE ACERCARON A SEDE DEL GRAN POLO PATRIOTICO PARA EXIGER LES ENVIEN COMIDA LES QUITARON EL BENEFICIO DEL MERCAL 28092016 FOTO JUAN BRITO

La distribución de alimentos a través de los CLAP y El Mercal busca suplir una inmensa necesidad de hambre a la que se encuentra sometida el pueblo de Venezuela por la escasez que a diario se agudiza. No obstante, estos organismos no tienen cómo hacerle frente a la gran responsabilidad de sustentar a las comunidades más necesitadas.

A diario se visualizan protestas originadas por el hambre y las malas políticas de distribución en todo el país. Para el día de ayer, miembros de las comunidades de Cuesta Grande y El Tigre, ubicados en la vía a Bobare, denunciaron ante el Gran Polo Patriótico y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) su descontento y cómo los miembros de las zonas se ven afectados por aquella situación.

Wilmer Leal, miembro del consejo comunal de la zona, comentó que la problemática radica en que ellos al ser zona rural, no cuentan con la presencia de supermercados, panaderías, abastos, carnicerías y ningún tipo de local relacionado con la distribución de alimentos; siendo el único beneficio con el cual cuenta dentro de su espacio, el Mercal.

Al principio de la crisis de abastecimiento que vive el país, el mercado de alimento distribuía los sustentos semanalmente a cada una de las familias en la vía a Bobare, posteriormente aquel período se redujo a cada 15 días, ya para la fecha, los habitantes tienen más de un mes en la espera de que el establecimiento distribuya los artículos.

“La gran sorpresa es que cuando vienen a cargar el Mercal, perteneciente a nuestras comunidades, los desvían para Bobare, nos causa una gran inquietud no conocer la verdadera razón”, detalló Leal.

En el caso de las bolsas de comida distribuidas por el CLAP, no llegan a la zona desde hace más de dos meses. Más de 250 familias se encuentran en una lucha constante para llevar el alimento al hogar, simplemente por una situación de escasez e incumplimiento.

Manifestó que los miembros de las comunidades para hacerle frente a toda aquella situación es a través de la compra de productos con sobreprecios. “Nos tenemos que dirigir a Bobare para adquirir nuestros alimentos a través de los bachaqueros. Y no siempre podemos comprar, hay días que nos alimentamos y otros que simplemente nos acostamos con hambre. Los niños ni tetero pueden tomar”, explicó Zenaida Sivira, habitante.

Por los momentos los ciudadanos no han obtenidos ninguna respuesta por parte de los organismos competentes; de continuar la irregularidad, la salida, como se ha visto en gran parte del país, será trancar las vías de su zona, hasta obtener alguna solución.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios