viernes, noviembre 26, 2021
Inicio Entérate Trabajadores azucareros despedidos no negociarán

Trabajadores azucareros despedidos no negociarán

-

Los trabajadores de la caña de azúcar del Central Pío Tamayo, despedidos hace tres años, rechazan la propuesta del Ministerio del Trabajo, de que negocien con CVA Azúcar para que les resuelvan el problema del arreglo de sus prestaciones sociales, afirmó Reynaldo Bastidas, vocero del grupo afectado.

Reveló que el propio Ministerio del Trabajo dictó, hace tres años una Providencia Administrativa ordenando el reenganche de los trabajadores despedidos en todos los centrales azucareros, pero ahora les cambia las reglas del juego, lo que no están dispuestos a aceptar.

- Publicidad -

-Señor ministro del Trabajo, le quiero hacer un llamado, los trabajadores no negociamos nuestros derechos, la providencia administrativa que sacó el Ministerio a favor de los trabajadores, no la vamos a negociar. Queremos hacerle entrega de esta Gaceta Oficial que fue firmada por el Presidente de la República, el 23 de junio donde dice que los trabajadores de los centrales azucareros fuimos transferidos a la nueva corporación, no habla de liquidación como lo señalaba el Decreto 774 donde los trabajadores fuimos despedidos por el General Silva-.

Señaló Bastidas que los trabajadores azucareros están pasando hambre, tienen una providencia administrativa a su favor, orden de reenganche, indicando que quedan 159 trabajadores de los 1.200 que fueron despedidos en los nueve centrales del Estado.

-Quiero denunciar que los centrales del Estado están en pésimas condiciones, no están produciendo, de allí la escasez de azúcar que hay en Venezuela, los trabajadores que botaron fuimos los que denunciamos la corrupción que había dentro de los centrales, aseguró el trabajador afectado.

- Publicidad -

Debes leer

Nueva variante de la COVID-19 estremece el mundo: La Ómicron #26Nov

El descubrimiento de una nueva variante del coronavirus que provoca la COVID-19 estremeció el viernes a buena parte del mundo, varios países suspenden algunas rutas aéreas, los mercados sufrieron una caída brusca y los científicos se reunieron de urgencia para determinar los riesgos, que por el momento son desconocidos en gran medida.