#PulsoEmpresarial Escuela de Música Mozart en Caracas, una responsabilidad social que suena muy bien

La Escuela de Música Mozart en Caracas, cumple 15 años al servicio de la educación de niños y jóvenes, contribuyendo a su formación artística e intelectual. Esta Escuela es el principal programa de Responsabilidad Social  de Banco Activo, como parte de su compromiso con la cultura de Venezuela. La formación musical de los jóvenes egresados en el programa, es reconocida en distintas partes del mundo; Violín, Viola, Chelo, Piano, Arpa, Corno, Flauta, Música de Cámara, Dirección de Orquesta, cátedra de Reparación,  Mantenimiento,  Afinación de Piano y las distintas asignaturas de Teoría de la Música, se destacan entre la cátedras iníciales en la formación musical de sus participantes.

La calidad de la educación y orientación para desarrollar una Escuela de Música de primer mundo, fomentando los conciertos públicos de los alumnos, dando continuidad al programa de los Ensambles de Piano, una excelente iniciativa, que favorece las oportunidades de desarrollo de los alumnos, así como la dotación de instrumentos musicales y sus accesorios; es una de las tantas acciones con las que trabaja la Escuela de Música Mozart.

Dos son las presentaciones principales de la Escuela con motivo de su mes aniversario. La participación de Ricardo Lemus, alumno de la cátedra de violín de la profesora María Fernanda Montero, quien tocará como solista invitado de la  Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, dirigida por el maestro Rodolfo Saglimbeni, el próximo sábado 15 de octubre, a las 4 p.m., en la Sala José Felix Ribas del Teatro Teresa Carreño. Lemus interpretará el concierto para violín y orquesta, Aires Gitanos, del compositor español Pablo De Sarasate.  Así como, el recital Música para Piano, el domingo 16 de octubre a las 11 a.m. en el Museo de Arte Colonial Quinta de Anauco, con los jóvenes pianistas Stefano Arena, José Enrique López, Alejandro Orta, Alejandro Reyes y Maria Daniela Ruque, interpretando obras de Mozart, Schubert, Chopin, Rachmaninov, Debussy y Prokofiev.

Para Banco Activo, este programa propio de Responsabilidad Social tiene un gran valor humano, porque además de brindar oportunidades de desarrollo profesional y personal a los jóvenes con talento musical, refuerza valores fundamentales como son dedicación, compromiso, iniciativa, responsabilidad y calidad, lo cual permite activar un país de primera.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios