Luis Vicente León: En este proceso también la MUD corre riesgo

Rosmir Sivira/Foto: Archivo |

Luis Vicente León, analista económico y político, además de presidente de Datanálisis, expresó que luego de lo ocurrido, la imagen del Consejo Nacional Electoral se deteriora.

Precisó que el rector electoral ha tenido en los últimos años, “una imagen volátil”, la cual recuperó  en puntos luego de la celebración de las elecciones parlamentarias. No obstante, ha perdido terreno, en la medida que se ha bloqueado la activación del referendo.

Recordó que más de 66 % de la población venezolana quiere un proceso revocatorio y, además, quiere votar contra el revocable.

Que se complique  el proceso de activación del proceso, también compromete la imagen del CNE.

Señaló que no cuenta con una  reciente medición. No obstante, en la consulta del mes de agosto, se registró una severa caída y desconexión popular, además de desconfianza por parte de los electores.

Puntualizó que en este caso, no es el CNE quien suspende el  proceso de recolección de firmas, sino la institucionalidad jurídica. Sin embargo, existe un  rápido acatamiento de la medida.

En este sentido, precisó que en un país institucional y democrático, aún se estaría debatiendo si un juez de primera instancia tiene la potestad para frenar la decisión del Poder Electoral de Venezuela.

Expresó que en Venezuela existe una “columnización institucional”, que limita la independencia de poderes, lo cual se puede apreciar cuando “las decisiones de dichos organismos, favorecen al gobierno y desfavorecen a la oposición”.

Sobre el llamado de Nicolás Maduro “a acatar la ley”, expresó  el llamado debe ser a las instituciones. Recordó que la ley está basada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que refiere que el pueblo venezolano tiene derecho a llamar a un referendo revocatorio  y que además el pueblo  tiene derecho a revelarse contra la violación de sus garantías constitucionales.

Al consultarle cómo se aprecia la democracia en Venezuela, tomando en cuenta que la ley se quiere hacer ver como la decisión de quienes están en el poder,  expresó que “en la medida en que la instituciones responden a los intereses  del gobierno, se  habla de un  debilitamiento del sistema democrático”.

La tarea de la MUD

En opinión de León, la oposición enfrenta su reto más grande y frente a una violación flagrante de sus derechos constitucionales, resta ver que hacen al respecto.

Recordó que la MUD es la representante de un sentimiento mayoritario, como es la consulta popular vía revocatorio.  “Es una población  frustrada que espera que su organización líder conduzca la lucha y si no son capaces de hacerlo, la población se desconectará… Si no capitalizan este proceso, tendrán una importante desconexión con la sociedad. En este momento, también la MUD corre riesgo”.

Precisó que la oposición es una mayoría contundente en Venezuela,  marcada entre ocho de cada diez venezolanos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios