Vaguada ocasiona fuertes lluvias en la ciudad

Mariángel Massiah | Foto: Cortesía |

En la tarde del día miércoles y en la madrugada del jueves se presentaron  situaciones irregulares a lo largo del municipio Iribarren, debido a las fuertes lluvias que cayeron sobre la entidad.

El Mayor Edickson López, primer comandante del Cuerpo de Bomberos  del municipio Iribarren, informó que los siniestros tuvieron lugar a lo largo de los cuatro puntos cardinales de la ciudad.

En el balance de emergencias atendidas por el Cuerpo de Bomberos de Iribarren por la lluvia caída sobre la ciudad el 2 de noviembre se detallan: siete sectores anegados, tres árboles caídos, tres quebradas desbordadas y una pared colapsada.

La comunidad de Santo Domingo fue la zona más afectada de todas, donde quedaron damnificadas más de 20 personas adultas y un niño.

“Se atendieron con las primeras coordinaciones del municipio, para hacer un plan de acción tanto de la mano del gobierno nacional como regional”, detalló López.

Igualmente informó que en horas de la madrugada, en el sector El Desecho, ubicado en Río Claro,  las coladas  obstaculizaron las vías y gran cantidad de viviendas se vieron afectadas. Como consecuencia, el tránsito hacia la parroquia estaba totalmente bloqueado.

No obstante, gracias a las coordinaciones con las maquinarias, el Cuerpo de Bomberos logró solventar y hacer el despeje de la vía.

Según el pronóstico del Instituto adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Inameh), la lluvia persistirá en los próximos días,  por consecuencia de un vaguada que se está presentando en Colombia y que semanas atrás afectó a muchos estados dentro del país.

En el estado Lara, los hechos ocurridos este 2 de noviembre, forman parte del primer reporte de irregularidades a causa del fenómeno meteorológico.

“Esto nos alerta porque ya tenemos sectores afectados en donde se puede incrementar el número de damnificados. Nuestro llamado es a todas las personas que se encuentran en zona de riesgo que tengan preparado un plan básico de emergencias, un plan de comunicación entre sus habitantes y ubique un sitio seguro donde resguardarse mientras llega la ayuda a la zona”, expresó López.

Una de las zonas de más alto riesgo dentro del municipio es la ladera sur, en donde se ha evidenciado desplazamiento de tierras y donde incluso gran cantidad de familias han sido reubicadas, según lo expresó el mayor.

“Hace seis meses atrás realizamos un simulacro con la comunidad, donde se le enseñó a sus miembros qué hacer antes, durante y después de una deslizamiento. Ellos están preparados y saben cómo actuar y el mismo plan de capacitación  se quiere implementar en las distintas comunidades del municipio Iribarren”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios