FOTOS: Denuncian corrupción por parte de Pdvsa Gas

Mariángel Massiah | Juan Brito |

La avenida Florencio Jiménez se convirtió en la autopista donde se presenta mayor cantidad de protestas dentro de la entidad, por parte de habitantes aledaños a la zona, quienes reclaman que llegue el servicio de gas  a su comunidad.

Este miércoles a las 7:30 de la mañana una vez más fue obstaculizada la vía,  con la diferencia de que en esta ocasión se evidenció en la zona una protesta multitudinaria. Más de 500 personas, pertenecientes a las comunidades  19 de Abril, Jacinto Lara, El Tostao, Los Olivos, Las Colinas, Raíces Caroreñas y Santa Fe se congregaron con sus bombonas en mano a obstaculizar el paso vehicular a la altura del sector El Tostao.

Sentados sobres sus bombonas, bajo el ardiente sol típico de la región, familias enteras se acompañaban en esta toma de calle para hacer escuchar su súplica. Madres de familias, trabajadores, estudiantes y niños, dejaron su rol y obligaciones de un lado para unirse en esta convocatoria efectuada por los miembros de los distintos consejos comunales de la parroquia Juan de Villegas.

Algunos sectores tienen más de dos meses sin recibir el servicio de gas en su zona. Los residentes comentan que anteriormente los cilindros eran distribuidos a través de los centros de acopio, pero desde que inició la mafia dentro del llenadero, se vuelve una tarea imposible conseguir las bombonas regularmente.

“Hoy estábamos haciendo la cola para esperar el gas hasta que nos avisaron que los camiones estaban llenos y listos para arrancar, pero unos supuestos guardias dieron la orden de que se los llevaron para otro lado, suponemos que a lugares donde les pagan más o donde tienen acceso a revender las bombonas, fácilmente se consiguen hasta en 2.000 bolívares”, expresó Yalitza Suárez, miembro del sector 19 de Abril.

Madres preocupadas comentaban que no tenían ya con qué cocinarle a los niños y tampoco cuentan con los recursos para comprar las bombonas a precios exorbitantes. Dentro de los sectores afectados hacen vida gran cantidad de familias de escasos recursos, quienes manifiestan que su día a día se convirtió en una lucha continua tanto para conseguir los alimentos como para cocinarlos.

“Así fue como la comida empezó a escasear y luego había que hacer largas colas para conseguirla.

No dejaremos que suceda lo mismo con el gas, esto es un país petrolero y sabemos que es mentira que no tienen recursos en los llenaderos, simplemente quieren convertir la distribución del gas en una mafia”, vociferó Mirtha Cabezas, habitante de El Tostao, quien por muchos años ha vivido en el sector.

Cansados de los engaños

En otro orden de ideas, los habitantes relataron que hace 15 días fue colocada una valla en la avenida principal de El Tostao que fue motivo de indignación. Sucede que la vialidad en la zona se encuentra en un estado deplorable y ningún gobierno ha hecho nada por ellos. Sin embargo Luis Reyes Reyes, presidente de Corpolara, supuestamente les prometió a los habitantes del sector que repararía el estado de las calles, pero aseguran que todo fue una mentira.

“Lo que hicieron fue raspar las calles y solo arreglaron las cuatro primeras. Pero colocan la valla indicando que la vialidad fue arreglada. Estamos cansados de los engaños, hoy protestamos por el gas, mañana protestaremos por nuestras vías y así estaremos porque simplemente estamos cansados de que los políticos jueguen con nuestras necesidades. Ni la oposición ni el oficialismo en este país sirven”, manifestó Yoli Perozo.

 

Inseguridad en la tranca

Los transportistas no solo comentaron su descontento ante los manifestantes por la vía obstaculizada, muchos se encontraban atemorizados ya que aseguran que el hampa hace de las suyas mientras sucede la protesta.

Marcos Gutiérrez transportaba una mercancía hacia Maracaibo hasta que se quedó atrapado dentro de la tranca. Relató que a las 10:00 de la mañana un grupo de más de cinco delincuentes golpearon y amenazaron a un chofer que se encontraba en la cola para llevarse su camión. Igualmente aseguró haber observado al menos tres arrebatones  a usuarios que caminaban en la espera de encontrar un transporte público que se dirigiera a Barquisimeto.

“Entendemos que esta gente esté molesta y estén pasando por necesidades. Pero primero nos violentan el libre tránsito y segundo somos víctimas de la delincuencia y exponemos nuestras vidas por su culpa. Si tienen algo que reclamar deben hacerlo directamente en el sitio donde están los culpables, no perjudicando a otros. Hasta que el venezolano no entienda que tiene que trabajar en equipo, simplemente seguiremos como estamos”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios