Guédez: “Maneiro quería una democracia participativa y plural”

P.S. | Foto: Jairo Nieto |

Los chavistas han matado la memoria del fundador de la Causa R,  Alfredo Maneiro, al utilizar su nombre para una corporación monopolizadora, declaró el abogado José Ignacio Guédez.

El  secretario general nacional de la Causa R, en rueda de prensa efectuada ayer en la alcaldía de Iribarren, se solidarizó con EL IMPULSO debido al atropello de que ha sido objeto al no haber recibido papel, precisamente para el primero de enero cuando cumplió 113 años de su fundación.

Señaló que ese hecho es producto del monopolio sobre la venta de papel que ha ejercido, desde el año 2013, la corporación que tiene el nombre de Alfredo Maneiro.

“Condeno que hayan matado  los chavistas la memoria de Alfredo Maneiro, fundador del partido que yo represento”, expresó. “Su tesis política fue la de la democracia radical, no la de este militarismo monopolizador, que atenta contra la libertad de expresión y que propone un pensamiento único”.

En este sentido, Guédez afirmó que Maneiro proponía una democracia amplia, participativa, plural, que sólo se puede lograr con distintos medios que tengan la libertad de expresar sus opiniones.

Monopolizar la materia prima para privilegiar a los periódicos de una tendencia política y  perseguir a los periódicos de otro pensamiento es un crimen a la democracia, añadió.

El atentado no es contra EL IMPULSO, sino contra la población, a la cual se le está violando el derecho a la información, el derecho a la pluralidad y, por supuesto, la debida libertad de expresión.

A nosotros no se nos puede negar cómo era el país antes cuando cualquier persona podía emprender un proyecto editorial, accedía a la materia prima e imprimía las informaciones sobre su propia línea editorial. Esa es la democracia.

No como es ahora, donde todos los medios, sin excepción, tienen que someterse a los caprichos del gobierno, que es el único que tiene la materia prima. Eso sí es un monopolio, peor que el capitalismo salvaje, porque es un estatismo que impide el ejercicio del derecho más sagrado: la libertad de expresión.

Luego de 113 años, un medio que superó dictaduras tan atroces como las de Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez, hoy Nicolás Maduro lo ha cerrado. Es la peor noticia.

Tenemos nuestro abrazo de lucha comprometida a la familia Carmona y a todos los trabajadores de EL IMPULSO, a quienes se les cercena el trabajo, dijo Guédez, quien señaló que el proyecto del régimen es controlar todo.

Quiere ser el que distribuya la comida para que la gente sobreviva con los Clap, escoger qué noticia se imprime y, en fin, el totalitarismo, superado históricamente y que Venezuela está viviendo con retardo.

No podemos seguir calándonos esta dictadura hambreadora, que cercena la libertad de expresión, las libertades económicas que son las que puedan permitir que renazca la democracia, una Venezuela productiva, capaz de llenar los anaqueles, que el trabajo vuelva a ser la herramienta de progreso social y que cada quien con su esfuerzo pueda prosperar y no que dependamos del carnet ahora que quiere dar el partido de gobierno, para ver si uno come.

A EL IMPULSO le podrán quitar el papel material, pero el papel que ese medio ha jugado en la historia no se lo quita nadie, exclamó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios