Salió a comprar pan y lo balearon

Marlyn Silva | Fotos: Ángel Zambrano |

Como lo hacía habitualmente todas las noches Willian Alexander  Mujica salió este lunes hacia una  bodega  del  barrio Primero de Mayo, en Quíbor, para comprar pan dulce. Mientras hacía la compra, pasaron dos hombres en una moto. El que iba como  acompañante del conductor sacó  una pistola y le disparó. Pese a que lo llevaron a la emergencia  del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp) de Barquisimeto,  falleció la madrugada de ayer, en el quirófano.

Mujica acostumbraba a  comprar  panes en el mismo  sitio a diario. Solía hacerlo después de cenar para guardarlo por si lo agitaba el  hambre a mitad de la noche, recordó  una pariente. El lunes, salió desde la casa que había heredado de su  padre, ubicada en la calle 31 del barrio Primero de Mayo, con rumbo al abasto. El autor del crimen  le apuntó en el pecho y tan pronto  accionó el arma huyó de prisa en la moto donde llegó con  el otro sujeto.

El  domingo, otro homicidio sucedió en el mismo barrio y se comenta  entre los habitantes de la zona  que la víctima de ese día presuntamente  pertenecía  a una de las dos bandas  más  poderosas de ese sector  de la capital de Jiménez. Desde esa fecha, al parecer, los integrantes del núcleo  delictivo enemigo buscan venganza y en ese empeño “caen  los inocentes, pagando  los errores de los demás”, susurró un familiar de Mujica, ultimado a los  42 años de edad en el vecindario donde  creció.

Mujica pertenecía a una numerosa  familia de 12 hermanos. Era de los menores. Solo se tenían  entre sí, porque  el padre murió  hace cuatro años y la madre  hace unos meses.  Nunca se casó  ni tuvo  hijos. Quienes  lo  conocieron lo describieron  como un hombre tranquilo, dedicado a la recolección de cebollas, en Quíbor, y luego   las vendía a los comerciantes mayoristas.

“Era un hombre sano, no tenía  ningún  vicio”, sostuvo una mujer de la familia.

 

Dos disparos de  escopeta

A escasos  cinco  minutos de las 04 de la mañana de ayer martes, cruzó la emergencia del Hcuamp  con dos disparos hechos con una escopeta, en la cabeza y en el pecho, José Antonio Terán Ramos, de 35 años de edad. Provenía de  la comunidad Divina Pastora, sector  La Cuchilla de Cabudare, municipio Palavecino.

Con este caso asciende a tres el número de  muertes  ocurridas en Palavecino los  primeros tres días de enero, pues el domingo, asesinaron a Antoni Vivas Escalona (23) en Santa Bárbara de Cabudare, y a Accel Johan Heredia Castilllo, frente a una cancha del caserío El Guayabo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios